Murillo repite suerte en la Lotería de Navidad

Loterías se suma a la celebración del IV centenario del nacimiento del pintor sevillano escogiendo por segunda vez una de sus obras para el Sorteo

Actualizado:

Loterías y Apuestas del Estado ha querido sumarse al Año Murillo con la elección de una de las obras del pintor sevillano para los décimos del Sorteo Extraordinario de Navidad, que repartirá en premios 2.380 millones de euros, 70 más que el año pasado.

La «Adoración de los pastores», que el artista barroco realizó hacia 1650 y actualmente se exhibe en el Museo del Prado, ilustra el décimo del anhelado Gordo que repartirá el próximo 22 de diciembre cuatro millones de euros a la serie.

En el IV centenario de su nacimiento, Bartolomé Esteban Murillo (1617-1682) repite la suerte de acompañar la ilusión de millones de españoles. Precisamente con otra «Adoración de los pastores» del pintor se inició en 1960 esta costumbre de ilustrar los décimos de Lotería de Navidad con obras de arte de temática navideña, convirtiéndose así el décimo en un vehículo cultural. En aquella ocasión se escogió un fragmento de una pintura de 1668-1669 que se conserva en el Museo de Bellas de Sevilla.

Décimo de 1960 a la venta en Todocolección
Décimo de 1960 a la venta en Todocolección- TODOCOLECCION.COM

El artista sevillano muestra en ambas a la Virgen atendiendo al Niño, al que retira con delicadeza la sábana para mostrárselo a los pastores, y se aprecia el gusto de Murillo por los tipos populares, como la anciana que ofrece una cesta de huevos.

Murillo se convierte así en el único pintor seleccionado en dos ocasiones por Loterías para el Sorteo de Navidad.

En el último medio siglo, los décimos han sido ilustrados con obras de Rafael (2005), Berruguete (2003), Velázquez (1999) o Goya (1996), así como con tablas y retablos de diversas catedrales o nacimientos esculpidos como el de Gaudí en la portada de la Sagrada Familia (2002).

El año pasado fue el nacimiento de la catedral de León conocido como el retablo del alfa y omega el que acompañó a los números de la Lotería de Navidad y el anterior, una «Adoración de los Pastores» de Juan del Castillo, el maestro de Murillo.