Ganador del segundo premio de la Lotería de Navidad
Ganador del segundo premio de la Lotería de Navidad - INÉS BAUCELLS

Lotería de NavidadMe ha tocado un «pellizco» en la Lotería de Navidad, ¿cómo puedo cobrar mi premio?

Los premios de la Lotería de Navidad caducan a los tres meses, es decir, se pueden cobrar hasta el 22 de marzo de 2018 inclusive. Si el premio es inferior a los 2.500 euros se puede hacer efectivo en las administraciones, para cantidades igual o superiores a 2.5000 hay que acudir a los bancos que tengan un acuerdo con Loterías (casi todos)

MadridActualizado:

¡Enhorabuena! Si este viernes has sido uno de los afortunados con cualquiera de los premios del Sorteo Extraordinario de la Lotería de Navidad, después de apurar el champán o descorchar el cava llega la hora de hacer efectivo tu premio. Para ello, hay algunos consejos que debes tener en cuenta:

[Comprueba si te ha tocado un premio en nuestro buscador]

Lo primero de todo hay que tener presente que los premios de la Lotería de Navidad caducan a los tres meses, contabilizados desde el día siguiente al Sorteo. Es decir, si le toca el Gordo o un cuarto premio tiene hasta el próximo 22 de marzo de 2018, inclusive, para cobrarlo. Si no, probablemente termine en las arcas públicas.

Puedes comprobar tus números de Lotería de Navidad y saber si han sido premiados con el comprobador de ABC. Indica el número de tu décimo de Lotería y el importe jugado:

Quizás resulte obvio, pero tampoco hay que olvidar llevar consigo el décimo premiado de la Lotería de Navidad o el resguardo. Ahora, no es lo mismo cobrar un premio de 100 euros que los 400.000 euros, que percibe cada acertante del Gordo por décimo. En concreto, si la cantidad a percibir es menor a 2.500 euros se puede cobrar en cualquier administración de Loterías a partir de la tarde del mismo 22 de diciembre. En España hay casi 11.000 puntos de venta en todo el territorio nacional.

Si el premio de Lotería de Navidad es de 2.500 euros o superior hay que acudir a alguna de las entidades financieras que tienen un convenio con Loterías y Apuestas del Estado. A saber: Bankia, BBVA, Caixabank, Popular, Abanca Corporación Bancaria, Ibercaja Banco, Banco Mare Nostrum (BMN), Unicaja, Banco Ceiss, Kutxabank, BBK Caja Sur, Caixa Ontinyent, Banco Sabadell, Cajamar y Kutxabank. Si se trata de una participación, hay que dirigirse directamente a la entidad, organismo u asociación que la haya emitido para el cobro de premios.

En ambos casos, si el décimo de Lotería de Navidad es compartido, todos los participantes deben ser identificados a la hora de hacer efectivo el premio. Una recomendación en la que han coincidido tanto los el sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) quienes recuerdan que el gravamen del 20% sobre los premios superiores a los 2.500 euros se aplica al décimo y se descuenta directamente sin efectos sobre el IRPF ni a la hora de solicitar becas o ayudas públicas. El problema puede venir si se quiere dar algún «pellizco» de la Lotería de Navidad a familiares o amigos, ahí el beneficiario tendría que tributarlo a través del Impuesto de Sucesiones y Donaciones.

Al hilo de lo anterior, el presidente de la Asociación Española de Asesores Fiscales y Gestores Tributarios (Asefiget) Adolfo Jiménez Ramírez ha indicado la conveniencia de hacer un listado que identifique con nombre, apellidos y DNI a los participantes del décimo. «Lo normal es que un número este repartido, por lo que para evitar problemas hay que pensar antes de ir a cobrar el premio cómo se distribuye», ha apuntado este experto. Si se trata de un número sustraído, lo primero que desde Loterías ha recomendado es denunciar y aportar cuanta documentación se tenga al respecto. Si resulta premiado, hay que aportar copia de la denuncia a Loterías.

Cuidado con el blanqueo

Desde Gestha, han advertido contra el peligro de la reventa de décimos de Lotería de Navidad a personas o intermediarios interesados en blanquear dinero y recuerdan que los agraciados que lo hagan no podrán acreditar ante Hacienda el origen de estos fondos. «Lo que puede acabar en una inspección que exija, entre la deuda y la sanción, más del 70% del importe ganado», han apuntado en un comunicado. Todo ello, sumado a posibles responsabilidades por participar en un delito de blanqueo de capitales.