Los décimos y participaciones de Lotería Navidad se cobran de manera muy distinta
Los décimos y participaciones de Lotería Navidad se cobran de manera muy distinta - ABC

Lotería de Navidad¿Qué diferencias hay entre una papeleta, una participación y un décimo de Lotería de Navidad?

El principal matiz entre unos y otros está la cuantía del premio, pero también la manera de cobrarlo

MadridActualizado:

Se acerca el día del sorteo y en la cartera o el cajón se acumulan infinidad de papeletas, boletos, décimos... En su ambición por llegar a todas partes, la Lotería de Navidad conoce muchas maneras de participación. Existen las papeletas, los décimos, los billetes... pero ni son lo mismo ni se cobran igual. Aquí una guía básica para que no nos engañen el día del sorteo.

A grandes rasgos, debemos diferenciar entre décimo (el habitual boleto de 20 euros que aspira a un máximo de 400.000 euros de premio) y la participación.

La participación o papeleta es ese billete no reglamentario (que no está emitido por el organizador del sorteo) con el que varias personas comparten un décimo. Para que no haya problemas después del sorteo se recomienda recoger por escrito todos los datos de los participantes así como del encargado de comprar y gestionar las participaciones. Las participaciones suelen repartir el valor de un décimo (20 euros) entre varias personas, por lo que las habrá de diferentes cuantías.

Mientras tanto, el décimo tiene un valor de 20 euros y es la décima parte de un «billete». Este tipo de boleto sí cuenta con el respaldo de Loterías y Apuestas del Estado y por lo tanto se podrá cobrar tanto en una administración como en la Entidad financiera colaboradora.

Por contra, esas papeletas o participaciones que compramos por compromiso (o porque no somos muy ambiciosos de cara a un posible premio) tienen otra manera de cobrarse. «En ese caso no podemor ir con nuestra participación a la administración de Lotería ni a la Entidad financiera colaboradora –advierten desde Legalitas–. Debemos llevárselo al emisor de la participación para pedirle la cantidad que nos haya tocado».

Cómo cobrar una participación

En ese caso, viene bien que haya quedado por escrito (o grabado en vídeo) quiénes participan del décimo en cuestión para que no haya malentendidos de última hora cuando haya que cobrar. De hecho, la persona encargada de cobrar el décimo deberá acreditar ante la Administración Tributaria que el premio será repartido. Así evita que cuando el bote se divida no se considere una donación, ya que en tal caso tendrá que pagar un nuevo impuesto, el de «Sucesiones y Donaciones».

El gestor del décimo puede cobrar el billete a través de una entidad bancaria, acreditando nombres, apellidos y DNI de cada una de las personas que recibirán una parte del premio. Estos datos serán transferidos desde el banco a Hacienda y se evitará así que se confundan las participaciones con donaciones. En caso contrario, el reparto se podría considerar una donación y se debería abonar el impuesto correspondiente.