El día del sorteo es tradicional que la gente acuda disfrazada al Teatro Real
El día del sorteo es tradicional que la gente acuda disfrazada al Teatro Real - Sigefredo Camarero
Lotería de Navidad 2017

Los ritos y costumbres para llamar a la suerte en la Lotería de Navidad

Las supersticiones alrededor del tradicional sorteo son un clásico: Lugares de peregrinación para comprar el boleto, números favoritos...

MADRIDActualizado:

Las supersticiones alrededor de la Lotería de Navidad son un clásico. Como en cualquier otro ámbito, por ejemplo el deportivo, donde hay futbolistas que tienen que llevar los cordones de tal color o deben entrar al campo con el pie derecho porque, si no, no juegan bien, en un sorteo de este calibre hay rituales «imprescindibles» para quien confía en las suerte.

El primero de ellos, el más típico, es el de buscar tu número favorito: que puede ser el de la suerte, el de tu fecha de nacimiento, el de la undécima copa de Europa del Real Madrid... Y encontrarlo y comprarlo, claro. Porque siempre has jugado con ese número y esta vez no puede ser diferente, o porque tienes el pálpito de que tal número va a tocar y no puedes permitirte no tener ese boleto.

Pasar los décimos por la cabeza de un calvo, por el vientre de una embarazada o guardar los décimos en el mismo sitio como si fuera un lugar bendecido son otros de los sospechosos habituales en esta clase de sorteos, sobre todo hablando de la Lotería de Navidad, tan dada a este tipo de rituales.

Y es que, aunque suene curioso, una mayoría de españoles tiene algún tipo de superstición, según la web especializada Venture24.es. Desde que se realizara el primer sorteo en 1812, se han ido estableciendo ritos y costumbres como el tradicional reparto de décimos con compañeros del trabajo, amigos y familiares. Pero se debe comentar que, según la página web de la Lotería, cuatro de cada diez usuarios son partidarios de esta práctica porque se considera «símbolo de amor y esperanza». Sin embargo, habría un 11% de personas que creen que la Lotería no debe regalarse, «porque entonces no toca».

Luego habría que acordarse de las tradiciones regionales, que, por supuesto, haberlas «haylas». En Galicia se cree que hay que colgar el boleto de una herradura, que hará que «la suerte llegue hasta el hogar». En otros lugares de España, se suele colocar el décimo cerca de una virgen.

Por último, también hay que acordarse de los amuletos de la suerte , o llevar una moneda de oro, o también un alfiler en la chaqueta durante el momento del Sorteo. «Una rama de perejil, una vela amarilla, monedas, una cita blanca o azul o una maceta, son todos ellos sinónimos de buena ventura para algunos», apuntan desde la web lotera.

Pero, antes de terminar, no nos olvidamos de las administraciones a las que se considera que dan mala suerte. Las más famosas son: La Bruja de Oro en Sort (Lerida, aunque ha trasladado su sede social a Navarra y la fiscal a Madrid), Doña Manolita (Madrid), Valdés (Barcelona) y lotería Ormaechea (Bilbao).