Lotería de Navidad 2017

La fábrica que reparte suerte todo el año

Los décimos de la Lotería de Navidad se imprimen y personalizan entre mayo y julio en la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (FNMT) en Madrid

«Un décimo de Lotería es más dificil de imprimir que un pasaporte», aseguran desde la Fábrica de la Moneda
«Un décimo de Lotería es más dificil de imprimir que un pasaporte», aseguran desde la Fábrica de la Moneda - ERNESTO AGUDO

La Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (FNMT) ocupa una manzana entera al final de la calle Jorge Juan esquina con la de Doctor Esquerdo en Madrid. Dentro de su austero clasicismo se esconde el lugar en el que se imprimen los pasaportes, el papel timbre (que sirve para certificar que las bebidas alcohólicas han pagado los correspondientes impuestos, por ejemplo), así como todos los sorteos que organiza la Selae (Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado) incluyendo la Lotería Nacional y, por supuesto, los décimos del Sorteo de Navidad. Aquí reparten suerte durante todo el año.

ABC ha entrado en sus tripas, para ver cómo se fabrican los décimos más anhelados por millones de españoles. Este año la emisión es de 165 millones de décimos – 5 millones más que el año pasado- distribuidos en 165 series de 100.000 números cada una, según informó en julio Loterías:

Lo primero que llama la atención según vamos recoriendo despachos, talleres, las rotativas o las empaquetadoras de la FNMT son las fuertes medidas de seguridad que rodean estas instalaciones. Lo que no desentona con la afabilidad de sus trabajadores: «Un décimo de la Lotería de Navidad es más difícil de imprimir que un pasaporte», confiesa el coordinador jefe del Departamento de Preimpresión José Luis López.

En Navidad, los décimos de Lotería echan mano de motivos religiosos
En Navidad, los décimos de Lotería echan mano de motivos religiosos- ERNESTO AGUDO

Porque el décimo que tiene entre sus manos o que comparte con familia y amigos, comenzó su andadura en la austera fábrica de Jorge Juan un lejano mes de febrero. Como explica Jesús Peña, jefe de la Unidad de Reproimagen, «quien determina la idea del décimo es Selae y nosotros trabajamos con lo que nos mandan. Luego les presentamos diferentes encuadres y se elige uno de ellos». En este sentido, asegura, en todo el tiempo que lleva trabajando con este material no se ha repetido nunca el motivo del décimo. «Normalmente se trata de obras muy conocidas, de tema religioso, relacionadas con la Natividad o el Niño Jesús», añade Peña quien comenta que hay años en que se mandan entre 10 y 12 bocetos.

Para el sorteo de este próximo 22 de diciembre, se envió una sóla imagen, que finalmente ha sido la introducida en el décimo: El retablo renacentista, en madera policromada, de la Catedral de Santa María en León que representa el nacimiento de Jesús en Belén.

El décimo contiene varios elementos de seguridad para evitar falsificaciones
El décimo contiene varios elementos de seguridad para evitar falsificaciones- ERNESTO AGUDO

Peña admite que tienen «una cierta libertad» a la hora del diseño, aunque ya están determinadas las líneas maestras y los posibles cambios están más relacionados con el desarrollo artístico. En concreto, asegura este trabajador, se opta por un juego de tintas dentro de una determinada gama y unas fuentes habituales. Una estructura que es idéntica a la utilizada en los sorteos de Lotería Nacional de los sábados: «Las principales modificaciones se producen en el logotipo y la firma del presidente de Loterías, pero la situación de los elementos es igual. Sin embargo, en el caso de la Lotería de los jueves el tamaño varía», explica este trabajador quien nos enseña parte de los elementos de seguridad que se esconden tras cada décimo contra falsificadores.

«No hay ningún décimo igual»

En Preimpresión, se procede a la fabricación de las planchas, que utilizarán las rotativas donde se imprimen los décimos: En concreto, explica el coordinador jefe de este departamento, José Luis López, se produce un total de entre 6 o 7 planchas, una para cada color o tinta más el reverso del décimo en el que se incluye la información sobre los premios y la emisión realizada. «Se trata de planchas de aluminio, en las que las imágenes se graban a través de un láser, que cuenta con un haz de luz numérico de hasta 5 micras», añade este empleado de la Fábrica de la Moneda quien añade que gracias a un tratamiento especial en un horno a 250 ºC la imagen queda cristalizada sobre la superfice de cada plancha. Con este procedimiento, cada una puede durar hasta 1,5 millones de ejemplares.

Se producen 6 o 7 planchas por décimo
Se producen 6 o 7 planchas por décimo- ERNESTO AGUDO

Todo ello previa asignación de las diferentes tonalidades por síntesis aditiva, adaptándolas a las necesidades de la impresión, a través de un potente ordenador. Si hay que hacer correcciones, comenta López, hay que remitírselas a Diseño: «Una de nuestras rotativas se encarga, en exclusiva, de imprimir entre el 80% y el 90% de la Lotería Nacional de los jueves y sábados», concluye López.

Tras poder acercarnos al «horno» y ver cómo se preparan las diferentes planchas, bajamos una planta para ver a las rotativas en acción y cuyo característico zumbido se puede escuchar desde la distancia. Como afirma David Fernández, Jefe del Área de Postimpresión, cada décimo se personaliza con un número, una serie y un código de barras. «No hay ninguno igual, ya que se puede establecer dónde se ha hecho y en qué máquina», confirma nuestro guía.

La Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (FNMT) emplea hasta 45 personas, en la impresión y personalización de los décimos navideños: Según Fernández, entre mayo y junio se establecen hasta 3 turnos y la primera parte debe estar entregada en Agosto. Posteriormente, hasta 2 semanas antes del sorteo, se continúa produciendo y distribuyendo en base a la demanda de las diferentes administraciones de Lotería.

En total, para los 10.800 puntos de venta se están imprimiendo décimos que, posteriormente, son empaquetados automáticamente con la dirección de cada destino, y un informe pericial sobre el contenido de cada paquete enviado. Lo que también sucede con el Sorteo Extraordinario del Niño, el próximo 6 de enero, cuya primera entrega tiene lugar en Octubre. Hasta 15 días antes de su celebración se continúa realizando envíos.

Toda la actualidad en portada

comentarios