La Agencia Tributaria reconoce a un beneficiario único por cada premio
La Agencia Tributaria reconoce a un beneficiario único por cada premio - JUAN FLORES
El Gordo

¿Cómo gestionar el dinero con familiares y amigos si te toca la Lotería de Navidad?

Si repartes un décimo, conviene firmar un documento previo en el que se incluyan los datos de todos los participantes

MADRIDActualizado:

Si tenemos un décimo premiado y a la vez compartido con varios familiares, pueden surgir problemas a la hora de repartir el dinero. Para que no haya confusiones, los compradores deben firmar un documento con los datos personales de cada uno y el dinero aportado para cada certificación. También se pueden realizar copias de los décimos que después serán firmadas por todos los participantes.

Además, es importante saber que para pagar menos impuestos conviene que todas las personas agraciadas sean cotitulares y abonen la cantidad proporcional correspondiente. Hacienda grava los premios de la Lotería superiores a los 2.500 euros. Estos galardones sufrirán un «recorte» del 20% de su valor total y por lo tanto, el Gordo se rebajará a 320.500 previo cobro del Fisco por quinto año consecutivo.

Por lo tanto, lo más adecuado es repartir el premio una vez que se haya descontado el impuesto correspondiente. La persona encargada de cobrarlo y repartirlo tendrá que demostrar ante la Agencia Tributaria que existían varios cotitulares del décimo para que el traspaso no se considere como una donación. Para ello, el gestor del cobro deberá aportar los datos personales de cada participante a la entidad en la que cobre el galardón. Posteriormente, el banco será quien se ocupe de enviar esta información a Hacienda.

Algunas entidades como BBVA o Ibercaja ofrecen la posibilidad de pagar directamente a cada participante mediante cheque o transferencia, y en el caso de Ibercaja también se ofrece abonar la parte proporcional con cheque bancario.

A estos efectos, la Agencia Tributaria reconoce a un beneficiario único que será el encargado de identificar a cada ganador y su porcentaje correspondiente de participación. Este gestor del cobro también será el encargado de repartir el dinero entre los titulares de las participaciones.

Una copia firmada de cada participante

En este sentido, la organización de consumidores OCU recuerda que un décimo de lotería es «un documento al portador» y que, el premio lo recibe, en principio, quien lo tiene en su poder.

Por ello, la OCU ha recomendado que si se comparte, el depositario del décimo fotocopie y entregue a cada participante una copia firmada, que incluya el DNI del depositario y en la que se indique que tal persona juega en ese número, serie, fracción y sorteo. Según la entidad, otra prueba sería enviar una foto del décimo por email o por WhatsApp con los datos del depositario, los nombres de los participantes y el porcentaje que juega cada uno.

Por último, si el premiado quiere regalar una parte del dinero a sus familiares, el beneficiario ha de tener en cuenta que este importe tendrá que tributar bajo el paraguas del Impuesto de Sucesiones y Donaciones que gestiona cada comunidada autónoma.