Las entrañas del Teatro de Rojas
Las entrañas del Teatro de Rojas - Www.toledosecreto.es

Toledo secreto a la viva luz

Título: Toledo secreto. Autores: Juan Luis Alonso y David Utrilla. Editorial Cuarto Centenario. Diseño: IMP Comunicación. Impresión: AGSM

Actualizado:

Agua, piedra y luz. Toledo es un paisaje sinuoso que une la tierra y el sinfín del universo. «Sky line» de la cultura hecha historia en cada tejado, en cada torre, en cada espadaña de convento, en cada plaza, en cada cobertizo, en esas formas que permanecen quietas ante la fluidez cambiante de tantas gentes como atisban. Cada fotografía es una mirada, un instante fugaz que se eterniza, igual que se eternizan las piedras que sellan los secretos. Es la quietud, el silencio, la realidad y la leyenda, el espíritu del íbero, del romano, del godo, del judío, del musulmán, del cristiano, del sabio y del mago lo que queda y se aprehende en cada impresión. Lo sombrío se hace luz y lo arcano aparece ante los ojos. En Toledo se arremansa el tiempo y queda abolido, diluido, como en suspenso; en cada retrato un poco mejor lo comprendemos.

Toledo secreto ha visto la luz. Editorial Cuarto Centenario ha hecho realidad la idea concebida por Juan Luis Alonso y David Utrilla, posibilitada por el modelo novedoso de financiación a través de muchos pequeños mecenas mediante la colaboración de la plataforma de «crowdfunding» Verkami.com. El cuerpo y el alma que entretejen los caminos de lo alto y de lo bajo, de lo luminoso y de lo sombrío, se han hecho libro. Su presentación multitudinaria tuvo lugar el 20 de diciembre en el Museo de Santa Cruz de Toledo.

Hemos oído que hay una ciudad que se oculta sobre sí misma, un Toledo que se siente y no se ve. Nos han contado historias y leyendas. Nos han hablado de lugares míticos. Los autores los han buscado, los han encontrado, los han fotografiado y ahora los muestran. Han subido a las altas torres y bajado a las profundas cuevas. Han reparado en el detalle y han alejado el ojo para abarcar el universo. La voz del silencio se ha hecho imágenes y palabras. La ciudad invisible, el Toledo arcano, es una realidad/imagen abierta a la caricia de las manos sobre el papel satinado. El poder evocador de la palabra introduce cada uno de los capítulos siguiendo la estela de una emoción, de un sueño, de un destello, de una realidad aprehendida y vivida: ‘La línea del cielo’, Antonio Illán; ‘Luz en el submundo’, Javier Mateo; ‘Las piedras de la vida’, Santiago Sastre; ‘Guardianes de la memoria’, José Luis Isabel; y ‘Paseo por el Toledo secreto’, Luis Rodríguez Bausá. Una excelente contribución.

Toledo secreto no es un libro más sobre Toledo, es una obra para deleitarse con los contrastes entre esos recorridos interiores y ocultos y el paisaje abrupto que se abre al fondo de cualquier calleja que asoma al río o cuyos horizontes se pierden por el Valle o los cigarrales. Cuando la nube en que vive la ciudad se revuelve, aparece el puro cielo de su historia y su intramundo. Entonces surge la imagen que atrapan Juan Luis Alonso y David Utrilla y se queda entre nosotros en las páginas de un libro que ya no es un secreto sino un secreto a voces. Cada fotografía es como retratar la piel dormida de lo eterno en un jardín de senderos que se bifurcan. El arte descubre una ciudad inédita.

Cuarto Centenario ha querido que este Toledo secreto sea un todo organizado más que la suma de sus partes. Nuestros ojos están hechos para descubrir orden y coherencia. El trabajo editorial tiene como objetivo dar satisfacción a nuestros ojos con lo que leen y observan. Lo mismo que una melodía es más que la suma de sus notas o una frase es más que la suma de sus palabras, Toledo secreto es más que una excelente colección de imágenes y unos descriptivos o evocadores textos. Para conseguir esa coherencia ha dejado su impronta en la obra el excelente trabajo de diseño de Nadia Fankhauser.

Las huellas invisibles de la ciudad eterna surgen a nuestra vista en cada detalle, en cada página, y nos invitan a la lectura y la contemplación para que, sin buscar, encontremos, aprehendamos y valoremos lo que el sudor de la vida ha grabado en la roca del tiempo. Toledo es un relicario. Con estas imágenes y las sencillas palabras vemos cómo la luz la realza del contorno, cómo el reflejo cobrizo del atardecer o la luminosa penumbra de la noche la destacan y la aíslan de cuanto la rodea. La ciudad aparece entonces como un terrible y sublime relicario.

Ahora ya solo queda tener el Toledo secreto entre las manos, adentrarse en sus páginas con tranquilidad, saborear con paciencia el espíritu y el cuerpo de dos mil años de historia, dejar volar un poco la imaginación y hacerse leyenda, compartiendo la emoción que esta ciudad eterna, Toledo, y este libro ofrecen.