Los aparcacoches o gorrillas serán multados con la nueva ordenanza de Madrid - gogo lobato
orden municipal en madrid

Botella multará a clientes de prostitutas, «cundas» y «gorrillas» y las macetas sin protección

El borrador de ordenanza de convivencia, que aún debe consensuarse con la oposición, recoge multas de hasta 3.000 euros para las conductas indeseables en la vía pública

Actualizado:

Requerir los servicios sexuales de una prostituta en la vía pública tendrá multa en Madrid. Y ser «cundero» -conductor de coche que traslada a los toxicómanos a conseguir droga- también. El borrador de la ordenanza de Convivencia del Ayuntamiento de Ana Botella prohíbe la actución de los «gorrillas» -aparcacoches-, multa a las pandas que impiden usar las zonas deportivas públicas o cobran por ello, a quienes venden kleenex o limpian los parabrisas en los semáforos, y a la «mendicidad organizada», especialmente si utiliza niños o discapacitados para su actividad.

No se trata de coartar la libertad, sino de «limitar conductas que impiden a los demás el libre ejercicio de sus derechos», explicó la concejal de Asuntos Sociales, Lola Navarro. Entre las conductas que el borrador de ordenanza considera «indeseables» en la vía pública, y por tanto objeto de sanción, también está tener macetas sin la suficiente protección –«por el peligro que suponen»–, y hasta regar los tiestos de manera que puedan molestar. No se permitirán tampoco actos xenófobos, ni la actividad de quiromantes o videntes en la calle. Las principales novedades son las relativas a la mendicidad con menores y, sobre todo, la «guerra» que se inicia contra las «cundas», los vehículos que se alquilan para trasladar a toxicómanos hasta el lugar donde se compra la droga. Gracias a la herramienta que ahora se quiere aprobar, estos coches podrán ser inmovilizados por la Policía Municipal.

En cuanto a la prostitución en la vía pública, la ordenanza carga contra el cliente: podrá ser multado, y la sanción se le notificará a su domicilio o, en caso de no encontrarle, se publicará en el Boletín Oficial como las multas de tráfico. La ordenanza indica expresamente que las prostitutas no serán multadas en ningún caso, por considerarlas objetos de explotación en su actividad.

Desde 750 euros a 3.000 de multa

Navarro recuerda que esto es sólo un borrador que aún debe ser consensuado con la oposición y puede cambiar en algunos aspectos. No obstante, su redacción surge tras consultar con 63 asociaciones ciudadanas. Establece multas que van desde los 750 euros máximos en el caso de infracciones leves, a los 1.500 en el de las graves y hasta 3.000 en las muy graves. La gradación de la multa le corresponderá a las personas que instruyan el expediente administrativo en cada sanción de forma individual.

Una vez consensuado con la oposición, el texto se aprobará de forma provisional y se someterá a información pública durante al menos un mes. Una vez estudiadas y respondidas las alegaciones que se presenten, se espera que su aprobación definitiva y entrada en vigor pueda producirse a comienzos de 2014.