Actualidad

Un manifestante anti-Eurovegas agrede a una mujer en Alcorcón

La víctima, de 51 años, solo quería retirarse una pancarta que le estaba rozando la cara

maría isabel serrano - Actualizado: Guardado en: Actualidad

No la toques» le gritaron a M. B. C. «de manera muy agresiva y profiriendo insultos», cuando quiso quitarse de la cara una pancarta contra Eurovegas desplegada por un grupo de violentos en las fiestas patronales de Alcorcón. La víctima, una mujer de 51 años, «sintió una presión en su cuerpo y se cayó al suelo», según consta en la denuncia. Tuvo que ser asistida, por lesiones, en el Hospital Universitario Fundación Alcorcón. El parte médico también se ha facilitado a la Unidad de Policía Judicial de Alcorcón.

Todo estaba previsto como una tarde de fiesta. M. B. C. se encontraba la tarde del pasado 3 de septiembre con el hijo de una amiga —un menor—, en la Plaza de España de Alcorcón. Era la hora justa del pregón, a cargo de Alaska y Mario Vaquerizo.

La mujer estaba sentada en un banco cuando, de repente, «llegó un grupo de personas que parecían ir todas juntas, invadiendo la zona y desplazando a los allí presentes», según dijo a la Policía Municipal y que, además, consta en el atestado. «Estas personas —añade la víctima— comenzaron al unísono a increpar, abuchear e insultar a aquellas que se encontraban presentado el programa de festejos en el escenario». A continuación, desplegaron una pancarta en la que se leía: «Alcorcón sin mafia. Eurovegas no».

Ante el tumulto que se estaba formando, la víctima intentó abandonar el lugar «pero debido al grupo que la rodeó a ella y a otros vecinos, no pudo irse del sitio por no encontrar salida».

A la vista de la denuncia, a M. B. C. le empezó a faltar el aire. Y tenía la pancarta «a escasos centímetros de la cara». Sintió angustia y entró en estado de ansiedad. «No podía respirar normalmente», señala el atestado. Por ello, intentó apartar la pancarta de su rostro con la mano derecha «conminando a los portadores (de la pancarta) a su retirada. Mala cosa.

Varias personas de dicho grupo de alborotadores «comenzaron a increparla». Y se relata, en la denuncia, la presencia de «un joven de unos 30 años, con barba, cara alargada, de constitución delgada, pelo corto moreno y camisa posiblemente a cuadros rojos, que se se abalanzó sobre ella».

«A escasos centímetros de su cara —prosigue la denuncia—, el citado joven comenzó a gritarle textualmente: «No la toques», refiriéndose, claro está a la pancarta. Las palabras del presunto agresor se efectuaron «de manera muy agresiva y profiriendo insultos no recordaron ninguno por su estado de ansiedad y nerviosismo».

Grupos radicales

La víctima, casi sin fuerzas, quiso escapar del lugar. No pudo. Al girarse, «sintió una presión en su cuerpo y cayó al suelo». Segundos después escuchó a un hombre cómo le decía que se tranquilizara. Era, por fortuna, un policía. Pero perdió el conocimiento.

El incidente no fue a más. Sin embargo, sectores vecinales de Alcorcón se quejan, al margen de las plataformas contra Eurovegas, de la existencia de «grupitos de radicales» que, desde que el Gobierno municipal es del PP, siempre intentan «aguarnos las fiestas».

Toda la actualidad en portada

comentarios