integración

Una madre entrega hoy 47.000 firmas contra la supresión de integradores sociales para niños con autismo

Actualizado:

María Teresa Martínez, madre de un niño con autismo, inició una campaña a través de internet para reclamar a la Comunidad de Madrid que no prescinda de los técnicos de integración social que trabajan con niños con este trastorno.

Hoy entregará las más de 47.000 firmas conseguidas a la Consejería de Educación, acompañada por otros padres y representantes de diversas asociaciones de autismo.

Esta madrileña empezó su campaña tras conocer en una conocida plataforma online que el Ejecutivo regional despedirá a más del 80% de los técnicos que hasta ahora proporcionaban atención personalizada y gratuita en los colegios públicos a los menores con Trastorno Generalizado del Desarrollo (TGD) y Trastorno de Espectro Autista (TEA).

«Para el curso 2013-1014, para las Aulas Específicas TGD la Comunidad contratará del INEM a personal no especializado y sin experiencia, con el grave perjuicio que supondrá para las necesidades de apoyo intensivo, personalizado y continuado que presentan los niños con TEA, por no mencionar la injusticia que pagan también estos maravillosos profesionales perdiendo su empleo», explica la creadora de la petición en su texto.

María Teresa añade en su escrito: «No podemos permitir que se juegue con las personas más vulnerables de nuestra sociedad, los niños con necesidades educativas especiales, y que ellos terminen siendo otras víctimas más afectadas por los recortes».

Entre los destinatarios de la petición está Mercedes Ruiz Paz, directora general de Centros de Educación Infantil, Primaria y Especial de la Comunidad de Madrid, que recibe periódicamente un correo electrónico que le informa de las nuevas firmas de apoyo conseguidas.