El aeropuerto de Barajas cumple 80 años de vuelos comerciales
El aeropuerto de Barajas, entonces llamado «Aeropuerto Nacional de Madrid, en 1933 - AENA
ANIVERSARIO

El aeropuerto de Barajas cumple 80 años de vuelos comerciales

El aterrizaje del Fokker VII/3M, el 15 de mayo de 1933, se convirtió en el primer vuelo civil comercial de este aeródromo

Actualizado:

Ocho décadas después de que un trimotor Fokker VII/3M de la compañía LAPE tomara tierra en Barajas el 15 de mayo de 1933, el aeropuerto madrileño ha alcanzado su ochenta cumpleaños con decenas de compañías volando a casi 200 destinos en 65 países y dando servicio a más de 45 millones de viajeros al año.

El aterrizaje del Fokker VII/3M se convirtió en el «primer vuelo civil comercial» que se operaba en el «Aeropuerto Nacional de Madrid», que fue construido para suplir a los aeródromos de Alcalá, Carabanchel y Getafe.

La inauguración oficial de Barajas se realizó el 30 de abril de 1931, pero las operaciones comerciales regulares no comenzaron hasta dos años más tarde, ya que la orden ministerial que las permitía data del 24 de abril de 1933 y entró en vigor el 15 de mayo.

Billetes a Barcelona por 150 pesetas

Fue la compañía LAPE (Líneas Aéreas Postales Españolas), que más tarde se convertiría en Iberia, la que inició los vuelos regulares a Barcelona, con una tarifa de 150 pesetas, y a Sevilla por 125. Además, los 8 pasajeros que podían viajar en los Fokker VII/3M, en los que iban dos tripulantes, tenían que abonar por el exceso de equipaje 1,50 pesetas por kilo a Barcelona y 1 pesetas por kilo a Sevilla.

Bajo la dirección del teniente coronel Jacobo de Armijo y Fernández de Alarcón el «Aeropuerto Nacional de Madrid» operó en 1933 un total de 378 vuelos que transportaron a 2.873 pasajeros. Las instalaciones no disponían de un edificio terminal (que estaba en construcción) ni pistas asfaltadas, pero tenían «un hangar de 90x30 metros, un edificio para prueba de motores, una instalación enterrada de 3 depósitos de gasolina de 100.000 litros cada uno y otro para aceite, un edificio central eléctrica y accesos por la carretera general de Madrid a Francia y por la carretera de Canillejas-Barajas a Paracuellos del Jarama».

Ochenta años después, más de 900 millones de viajeros han pasado por las instalaciones del aeropuerto de Madrid-Barajas, que ha operado casi 10,65 millones de vuelos, convirtiéndose en unos de los principales del mundo por tráfico de pasajeros y de aeronaves.