Diez lugares vinculados a San Isidro Labrador
La Colegiata de San Isidro
fiestas

Diez lugares vinculados a San Isidro Labrador

Actualizado:

Iglesias, ermitas, fuentes, pozos, estatuas... la geografía del patrón de la capital es muy variada

12345678910
  1. Colegiata de San Isidro

    La Colegiata de San Isidro
    La Colegiata de San Isidro

    La Colegiata de San Isidro está en todo el centro de Madrid, en el número 37 de la calle de Toledo. Fue la catedral provisional de Madrid hasta 1993, en que abrió sus puertas la catedral de la Almudena.

    La Colegiata fue construida en el siglo XVII como iglesia del antiguo Colegio Imperial de la Compañía de Jesús. Y en ella se custodian los restos mortales de San Isidro y de su esposa, Santa María de la Cabeza

  2. Una Ermita con mucha historia

    La ermita del santo, en una antiquísima foto de archivo de comienzos de siglo
    La ermita del santo, en una antiquísima foto de archivo de comienzos de siglo - ARCHIVO ABC

    La Ermita de San Isidro, en el paseo de la Ermita del Santo 78, es el corazón de las celebraciones isidriles en Madrid, especialmente el 15 de mayo: ese día hay misas, veneración de la reliquia, y la gente hace largas colas para probar el agua milagrosa que brota de un caño en el interior del recinto eclesiástico.

    La Ermita permanece abierta todos los sábados de 11.00 h. a 13.00 h., y a las 12.00 hay misa.

  3. El Museo de San Isidro

    Tallas de madera de San Isidro y su esposa, Santa María de la Cabeza, en el Museo de San Isidro
    Tallas de madera de San Isidro y su esposa, Santa María de la Cabeza, en el Museo de San Isidro - ignacio gil

    El Museo de San Isidro ocupa el solar del palacio de los condes de Paredes, conocido popularmente como Casa de San Isidro porque, según la tradición, fue domicilio de los Vargas, amos de San Isidro, y en ésta vivió y murió el Santo. El edificio fue construido durante la primera mitad del siglo XVI por la familia de los Lujanes, cuyo escudo puede aún verse en los capiteles del patio.

    Tras un largo periodo de decadencia y deterioro, el conjunto fue demolido casi en su totalidad en 1974, y reconstruido, previa excavación arqueológica. En el nuevo edificio han quedado integrados todos los elementos originales conservados: la Capilla de los siglos XVII y XVIII, el Pozo del Milagro y el patio renacentista del siglo XVI.

    Cuenta con una colección permanente sobre los orígenes de Madrid -arqueología e historia de la ciudad, desde la prehistoria hasta el traslado de la Corte en 1561, por decisión de Felipe II-. También tiene un jardín arqueobotánico.

  4. El cementerio más antiguo, el de San Isidro

    Traslado de los restos de Goya del panteón del Cementerio de San Isidro a San Antonio de la Florida, en 1919
    Traslado de los restos de Goya del panteón del Cementerio de San Isidro a San Antonio de la Florida, en 1919 - abc

    Con el nombre abreviado de «Sacramental de San Isidro», se conoce al cementerio de la Pontificia y Real Archicofradía Sacramental de San Pedro, San Andrés, San Isidro y de la Purísima Concepción. Dicha Archicofradía se creó como resultado de la fusión en el año 1587 de las Cofradías de las Parroquias de San Pedro el Real y de San Andrés Apóstol, además de las Cofradías de la Purísima Concepción y de San Isidro Labrador.

    Entre los fines de la Cofradía, estaba el de dar digna sepultura a sus miembros, y para eso se pidió permiso para abrir un cementerio a las afueras de Madrid. Se eligió un lugar en las inmediaciones de la Ermita de San Isidro.

    La Sacramental de San Isidro es el cementerio eclesiástico más antiguo de Madrid. Fue inaugurado en julio de 1811. En 1980, ante la necesidad municipal de urbanizar los alrededores, se procedió a una operación de permuta de terrenos con el Ayuntamiento, lo que permitió a éste la realización de vías urbanas y ajardinamientos, y a la Sacramental la fijación de sus linderos, creándose un conjunto unido, y la ampliación de nuevos patios para enterramientos.

    El conjunto tiene una superficie de 120.000 metros cuadrados, distribuyéndose en varios recintos o patios de muy diferentes características. La Sacramental tiene consideración de cementerio histórico en el Plan General de Urbanismo, por su valor artístico y el elevado número de elementos arquitectónicos y escultóricos que existen en sus monumentos funerarios.

    Entre los ilustres enterrados allí, se cuentan Alonso Martínez, Frascuelo, Fernández de Moratín, Meléndez Valdés, Diego de León, Francisco Asenjo Barbieri, Maura o Canalejas. Hasta Goya descansó allí en un principio, aunque luego sus restos fueron trasladados a San Antonio de la Florida.

  5. Dos milagros en la misma ermita

    Ermita de Santa María la Antigua, en Carabanchel
    Ermita de Santa María la Antigua, en Carabanchel

    La Ermita de Santa María la Antigua, también conocida como Ermita de Nuestra Señora de la Antigua o Ermita del Cementerio de Carabanchel, tiene su origen en que se divide administrativamente la ciudad española de Madrid. Su origen se remonta al siglo XIII y está construida en estilo románico-mudéjar. Está situada en la calle Monseñor Óscar Romero con vuelta al camino del Cementerio.

    Dice la tradición que en esta iglesia tuvieron lugar dos milagros relacionados con el santo labrador: el del lobo -San Isidro consiguió librar a un burro del ataque de un lobo, encomendándose a Dios en oración- y el de la hogaza de pan, según recoge el Cronista de la Villa Ángel del Río en su libro «El Madrid fantástico».

  6. La(s) estatua(s) del santo

    Estatua de San Isidro, en el Puente de Toledo
    Estatua de San Isidro, en el Puente de Toledo

    La escultura más famosa del Santo, y quizá también la más antigua, está situada junto a la de su esposa Santa María de la Cabeza en el Puente de Toledo. Ambas son obra de Juan Alonso Villabrille quien las proyectó en 1722 por encargo del arquitecto Pedro de Ribera para adornar el puente. Son figuras de piedra caliza, de 1,60 metros de alto. y están instaladas en dos bellos templetes barrocos.

    La figura de San Isidro representa la tradicional escena del milagro del pozo cuando el santo salvó a su hijo Illán de morir ahogado. Como esta estatua se encuentra al aire libre desde hace tres siglos, ha sufrido los efectos del paso del tiempo, lo que ha obligado a restaurarla en varias ocasiones.

    También se han realizado algunas reproducciones de la misma: una está en el Museo de San Isidro, y había otra réplica en el Museo de la Ciudad, que ahora ha pasado a ser área de Seguridad. La estatua que allí se conservaba ha sido trasladada al Palacio de Cibeles, donde puede verse a la entrada de la Galería de Cristales, en el antiguo Pasaje de Juan de Alarcón.

    Fuera del recinto urbano, en la Venta del Batán en la Casa de Campo, hay una copia algo más pequeña que la original del Puente de Toledo. Y existe otra bonita figura del Santo, obra de Santiago Costa i Vaqué, en uno de los cuatro grupos escultóricos que adornaban la Fuente dedicada a Juan de Villanueva, proyectada en 1943 por el arquitecto Víctor D’Ors, e instalada en la glorieta de San Vicente en 1952.

    Cuando en 1994 se construyó la réplica de la Puerta de San Vicente, la monumental fuente fue trasladada al Paseo de Camoens, en el Parque del Oeste, donde continúa, aunque sin las esculturas, que se encontraban en muy mal estado. La que representaba a San Isidro fue restaurada y emplazada en el Jardín de la Dalieda, sobre los terrenos de la Basílica de San Francisco el Grande.

    Y aún queda otro «San Isidro» hecho estatua, esta vez en el patio del edificio construido en 1956 para Ministerio de la Vivienda, en el Paseo de la Castellana 112, se instaló otra imagen de San Isidro. Realizada en granito, es obra del escultor Antonio Cano Correa.

  7. Los cuatro pozos del santo

    Pozo del santo, que se conserva en el madrileño Museo de San Isidro
    Pozo del santo, que se conserva en el madrileño Museo de San Isidro

    Se dice que San Isidro salvó milagrosamente a su hijo Illán -más tarde, San Illán- cuando siendo niño se cayó a un pozo. El santo, rezando, consiguió que subiera el nivel de las aguas hasta que pudo rescata a su retoño. Pero ¿dónde está ese pozo milagroso? Hay varias versiones. La mayoría cree que está en el Museo de San Isidro, reconstruido a la vez que la antigua casa donde sirvió el labrador. El pozo tiene una profundidad de unos 27 metros.

    No obstante, también en la iglesia de Santa María la Antigua, de Carabanchel, se encontró un pozo medieval, que fue descubierto en 1997 durante los trabajos de restauración llevados a cabo por la Comunidad de Madrid. Tiene una profundidad de 13,5 metros y está hecho en ladrillo. Algunos autores creen que a él acudía San Isidro para dar de beber a sus bueyes.

    Hay también referencias a otro depósito de agua, que actualmente se conserva bajo la capilla de la Inmaculada, en la Real Colegiata de San Isidro. Sería otro de los pozos que realizó San Isidro, del que se dice que fue zahorí antes que labrador.

    Por último, hay aún un cuarto pozo que se le adjudica al patrón madrileño: el situado en la antigua Casa de Iván de Vargas, derribada en 2002 y reconstruida luego como biblioteca pública. Mientras los otros tres presentan un aspecto más rústico, éste es el de mayor valor artístico, ya que cuenta con un brocal labrado. Está en uno de los dos patios del antiguo inmueble.

  8. Una fuente con casi 500 años

    La fuente de San Isidro, en la ermita del santo.
    La fuente de San Isidro, en la ermita del santo.

    La tradición cuenta que San Isidro hizo brotar milagrosamente una fuente al golpear el suelo mientras araba. Eso ocurrió en 1528, y sobre ese lugar se levantó una ermita dedicada al santo por mandato de la emperatriz doña Isabel, después de que el príncipe don Felipe hubiera recobrado la salud al beber agua de la fuente. Más tarde, en 1811 don Baltasar de Zúñiga marqués de Valero construyó la ermita actual sobre el ábside del Cementerio Sacramental de San Isidro.

    En 1407 siendo Rey Juan II de Castilla, cuarto de la dinastía de los Trastámara, se construyó un Viaje de Agua que llegaba hasta la Fuente del Puente de Toledo después de regar las huertas de San Dámaso, según consta en los documentos.

    A finales del siglo XVI en visita realizada a la ermita por los Jueces Apostólicos que instruían la causa de Isidro, el labrador madrileño, se dice lo siguiente: «En la ermita hay una ventana junto al suelo que fue abierta y se vio que de ella salía agua que corre encima de una fuente existente en el suelo y que es la Fuente de la cual testifican los testigos de la información que con sus aguas fueron sanados y sanan de diversas enfermedades».

    Sea así o no, lo cierto es que los madrileños acuden cada año el día 15 de mayo a beber agua de la fuente.

  9. La «cuadra» de San Isidro

    La «cuadra» o capilla de San Isidro, uno de los lugares más desconocidos de los relacionados con el santo labrador
    La «cuadra» o capilla de San Isidro, uno de los lugares más desconocidos de los relacionados con el santo labrador

    Está en los bajos de una casa de vecinos que data del siglo XIX. Dicen que esta capilla de la «cuadra» de San Isidro era en realidad la caballeriza donde guardaba los bueyes de labranza en una finca de los Vargas. Hoy es una pequeña capilla de advocación del santo, que sólo abre el día 15 de mayo para los seguidores de San Isidro. Está en la calle Pretil de Santisteban número 3, muy cerca de la calle del Almendro. Está declarada Bien de Interés Cultural en la categoría de Sitio Histórico por la Comunidad de Madrid.

  10. ... Y el mercado del santo

    También en Carabanchel se encuentra el mercado de San Isidro, que em 2013 cumple 60 años de vida
    También en Carabanchel se encuentra el mercado de San Isidro, que em 2013 cumple 60 años de vida

    El mercado de San Isidro está en la calle de San Patricio, 1, en el distrito de Carabanchel. Precisamente, este mercado tradicional cumple ahora 60 años de existencia.