Actualidad

El Consejo de Telemadrid da vía libre definitiva a 860 despidos

Tras la reestructuración prevista la plantilla quedará conformada por solo 300 personas de las que 57 corresponden al Ente Público, 181 a Telemadrid y 62 a Onda Madrid

s.t. - Actualizado: Guardado en: Actualidad

La espita de los despidos en Telemadrid ya está abierta. En un ambiente muy tenso y marcado por las protestas a las puertas de la reunión, el Consejo de Administración de la cadena pública autonómica aprobó anoche la reestructuración del ente que reduce un 34% su presupuesto para 2013 con respecto al año anterior y deja la plantilla en 300 trabajadores. El ente público madrileño rebaja el número de despedidos en 60 personas, desde los 925 puestos de trabajo de un total de 1.170 previstos inicialmente hasta las 860 salidas.

El desenlace llega después de que en la víspera de Reyes expirase el plazo legal de negociación entre la dirección y los sindicatos, periodo que se ha zanjado sin ningún tipo de acuerdo. Ahora, tras ese periodo de consultas, solo queda comunicar a las autoridades laborales la lista de los afectados y empezar a resolver los contratos.

De las 300 personas que quedarán en plantilla, 57 corresponderán al ente público, 181 a la televisión y 62 a la radio autonómica. Hace una semana, la empresa llegó a ofrecer una reducción de un 30% de las salidas forzosas, mediante 50 recolocaciones en otros organismos de la Comunidad de Madrid, 55 prejubilaciones, y el mantenimiento de 60 puestos de trabajo dentro de Telemadrid. Además, propuso primar las bajas voluntarias con 28 días por año trabajado con un límite de 18 mensualidades. Pero estas medidas de última hora para «suavizar» el Expediente de Regulación de Empleo ni siquiera se llegaron a debatir ni votar en asamblea porque los interlocutores de los trabajadores están determinados a denunciar el ERE ante la Justicia para intentar que sea declarado nulo.

Reducción del presupuesto

Sin embargo, no todos los trabajadores están conformes con esta actitud y una parte significativa de ellos se considera sometida a un silencio forzoso. Las coacciones y presiones han sido moneda frecuente en estos últimos meses en la sede de la televisión pública madrileña e incluso fuera de ella, pues a algunos periodistas se les ha impedido desarrollar con normalidad su trabajo cuando realizaban coberturas informativas para la cadena. Y ayer mismo, enésima jornada de huelga, los trabajadores que salían del edificio después de cumplir su jornada lo hicieron increpados por los sindicalistas que aguardaban a los miembros del Consejo de Administración.

A ello hay que sumar la «condena al negro» impuesta por los sindicatos a los dos canales de Telemadrid durante muchas jornadas a lo largo de noviembre y diciembre, una circunstancia que ha producido una pérdida de 1,6 millones de euros en ingresos publicitarios y del 56% de la audiencia que la cadena tenía en septiembre, según el balance realizado al final del año por el director general del ente, José Antonio Sánchez.

El Consejo de Administración también aprobó su presupuesto de gastos de explotación, por valor de 84,51 millones, lo que significa una reducción del 34% con respecto a 2012. Los ingresos de explotación se han fijado en 85,98 millones, de los que 70,98 proceden del contrato-programa con la Comunidad de Madrid y 15 millones por ventas de publicidad.

La idea el Gobierno autonómico de Ignacio González era la de conseguir hacer viable Telemadrid mediante su «adelgazamiento» intensivo, debido a que la nueva Ley General Audiovisual prohíbe que los canales de titularidad pública incurran en déficit. Con esa premisa, se está intentando mantener solo la estructura de informativos y externalizar el resto de la programación.

Toda la actualidad en portada

comentarios