Madrid

ÚLTIMA HORA
Israel suspende las conversaciones de paz con los palestinos tras el pacto de Hamas y Fatah

Madrid / sucesos

El perturbado que asaltó el centro de salud secuestra a un joven en Periodismo

Día 22/12/2012 - 00.31h
Temas relacionados

«Tengo secuestrada a una persona en la Facultad de Ciencias de la Información», ha comunicado en una llamada al 091. Un negociador de la Policía ha conseguido evitar la tragedia

El perturbado que asaltó el centro de salud secuestra a un joven en Periodismo
abc
El negociador de la Policía Nacional que ha evitado la tragedia

El mismo perturbado que el 10 de diciembre pidió una cita a tiros en un centro de salud de Bravo Murillo (Tetuán) ha perpetrado esta misma tarde el secuestro de un coordinador de becarios, a punta de cuchillo, en la Facultad de Ciencias de la Información.

Sobre las ocho de esta tarde, la sala del 091 ha recibido la llamada del sospechoso, Jesús Martínez Hidalgo, de 32 años. «Tengo secuestrada a una persona», comunicó, para luego especificar en qué edificio de la Ciudad Universitaria se encontraba.

Los agentes de Seguridad Ciudadana se la Jefatura Superior de Policía de Madrid se han trasladado al lugar, acompañados del negociador, el inspector jefe de la UDEV regional Dionisio Martín.

El veterano policía, más que experto en estas lides, comenzó a mediar para evitar un final trágico. Víctima y captor se encontraban encerrados en un despacho del departamento de Radio de la Facultad.

El retenido, presa del pánico, exclamaba desde el otro lado de la puerta: «¡Estoy secuestrado y me amenaza con un cuchillo! ¡No me deja salir!».

Finalmente, el negociador, tras casi media hora de intervención, ha conseguido que ambos salieran, sin lesiones, del despacho. Eso sí, el estudiante y el perturbado han sido asistidos por los psicólogos del Samur, informa Emergencias Madrid.

«¡Voy a matar a todo el mundo!»

En el incidente de Bravo murillo, el mismo enfermo, en tratamiento psiquiátrico, entró en el centro de salud blandiendo un arma de fuego al grito de «¡Voy a matar a todo el mundo!», «¡Quiero la baja!». Las personas que se encontraban el lugar llamaron atemorizadas al 112 y el centro de salud fue desalojado de inmediato. Un negociador de la Policía acudió para hablar con el hombre, al que pidió que depusiera su actitud.

El «pistolero» se había encerrado en una habitación del centro de salud. Finalmente, la policía detuvo al individuo. Él mismo se entregó. En el incidente no hubo heridos.

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Comentarios:

El tiempo...

Sigue ABC.es en...

Lo último...
Últimos vídeos

Abogados dicen que al maquinista le podrían caer 7...

Hemeroteca

La portada de...

Un día en tu vida:

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.