Madrid

Madrid

La tragedia de Halloween apaga también la eterna sonrisa de María Teresa

Día 30/11/2012 - 14.02h
Temas relacionados

Los daños cerebrales acabaron con su vida un día después de recuperar un pulmón

Si hay algo que recuerdan los seres queridos de María Teresa Alonso Vinateo es su sonrisa impertérrita. Ayer, esta joven de 20 años, la perdió para siempre. Se convirtió en la quinta víctima mortal de la tragedia del Madrid Arena. En torno a las 13.30 horas fallecía en el hospital de la Fundación Jiménez Díaz «a consecuencia de lesiones cerebrales severas», según la versión oficial, debido al aplastamiento que sufrió en la avalancha que se llevó por delante la vida de otras cuatro chicas: Rocío, Katia, Belén y Cristina.

Los 29 días que Teresa ha permanecido ingresada en la cama 18 de la Unidad de Vigilancia Intensiva del hospital (UVI) los había pasado en coma inducido. Una máquina se encargaba de oxigenar sus pulmones. Sus padres, su única hermana, de 12 años, sus amigos, sus compañeros de universidad, todo aquel que la conocía, mantenían la esperanza de que la fortaleza de Teresa la llevara a despertar.

Incluso el miércoles, un día antes de que muriera, «la niña de los corazones», como la conocían sus amigos de Twitter, había recuperado uno de sus pulmones, según pudo saber este diario. Luchó, pero no lo logró.

Familiares, optimistas

Pilar y Fernando, sus progenitores, se mostraban optimistas en todo momento. Pilar decía a los que preguntaban por el estado de su hija esta semana que ella le veía buen color de cara. Todo pese a que en ningún momento esta joven madrileña mejoró su estado de «máxima gravedad».

A las seis de la tarde de ayer, el cuerpo sin vida de Teresa era trasladado desde el hospital al Instituto Anatómico Forense. Se espera que a las tres de la tarde de hoy, los restos descansen en el Tanatorio de La Paz para su velatorio, como se hizo con Katia y Rocío.

Hace una semana, este diario publicó un reportaje después de hablar con los padres de la quinta víctima en la urbanización donde viven desde hace ocho años, junto a la estación de Chamartín. Entonces, cuando Pilar y Fernando regresaban de la UVI de la visita de la mañana informaban de que Teresa permanecía en el mismo estado que cuando ingresó. En ningún momento han querido manifestar nada ante los medios de comunicación ni siquiera ejercer como acusación particular en el proceso judicial abierto.

«Solo rezamos para que nuestra hija viva», pronunciaba Pilar el viernes pasado, ocultando sus ojos tras unas gafas de sol. Ella y su marido permanecían aferrados del brazo. Sin separarse. Con rostros demacrados.

María Teresa repetía casi todas las asignaturas de 2º del Grado de Ciencias Químicas en la Universidad Autónoma. Era una tuitera empedernida. De hecho llevaba semanas dejando mensajes en Twitter sobre lo ilusionada que estaba con la sesión de Steve Aoki en el Madrid Arena. Pero si había algo y alguien por lo que sentía devoción Teresa era por el programa de Gran Hermano y los exconcursantes de la última edición. Sobre todo por la canaria Noemí Merino, para quien tenía siempre mensajes halagüeños. Acudía a sus bolos y a las discotecas donde sabía que podía encontrarla. De hecho, ya se conocían personalmente. Ayer, Noemí, quien tenía contacto permanente con la familia de Teresa, encargó una corona para honrar la memoria de su fan.

Las palabras de su ídolo

«Tuve la suerte de conocerla. Era muy risueña y creativa. Tenía una imaginación espléndida. Yo la recuerdo como una chica feliz, siempre riendo y moviendo su gran melena larga y rizada», expresaba Noemí sin creerse aún que Teresa se hubiera marchado para siempre. «Todo hacía indicar que había mejorado. Su prima me había dicho que estaba bien dentro de su estado. Fue una niña que me apoyó mucho cuando me expulsaron de Gran Hermano. Fue entonces cuando nos conocimos. Espero que desde la nube donde esté nos mire y nos ayude, sobre todo a su familia, a pasar este trago».

Las redes sociales se volcaron con la última víctima del drama del Madrid Arena para decirle adiós y pedir justicia por las fallecidas. La alcaldesa de la capital dio el pésame a la familia en el hospital y decretó el luto en la ciudad suspendiendo todos los actos del Ayuntamiento. Botella declaró que el mejor homenaje que se le puede dar a las cinco víctimas es que se sepa la verdad de la tragedia.

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

El tiempo...

Sigue ABC.es en...

Lo último...
Últimos vídeos

Abogados dicen que al maquinista le podrían caer 7...

Hemeroteca

La portada de...

Un día en tu vida:

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.