Galicia

Las contradicciones y discrepancias de Porto y Basterra en sus interrogatorios

Hasta nueve diferencias, algunas de ellas muy sustanciales, se han producido en las declaraciones de los padres de Asunta

Rosario Porto y Alfonso Basterra, padres de Asunta y acusados de su muerte
Rosario Porto y Alfonso Basterra, padres de Asunta y acusados de su muerte - efe
A. Coco/P.ABet - abcengalicia - Santiago - Actualizado: Guardado en: Galicia

La víspera del crimen

Porto: la niña estuvo con el padre

La víspera del crimen, Porto pasó toda la tarde y cenó con su amante. «Alfonso se encargó de la niña desde que salió del colegio». Ella pensaba «volver a media tarde», pero finalmente llamó al padre «para que se hiciera cargo», declaró.

Basterra: «No cenó conmigo»

«El 20 la niña no cenó conmigo», sostuvo. En cambio, sí indicó que Porto le avisó de «que no llegaría a tiempo» y que la niña durmiera con él. «¿No estaba planificado que durmiese en su casa?», preguntó el fiscal. «Evidentemente no».

La salida de clase el 9 de julio

Porto: recoge a la niña

La niña acudió «dopada» a clase de música. Al terminar, Porto afirma que la recogió ella. Al salir seguía aún «mareada» según la madre, que habló con los profesores. «La quise llevar al hospital, pero ella estaba empeñada en dormir».

Basterra: sostiene que acude él

Basterra sostiene que fue él quien recogió a la niña y, de hecho, detalla que al salir Asunta jugó a recorrer un muro como solía. «¿La llevaron al médico»?, le preguntó el fiscal. «No. Porque cuando la fui a recoger estaba mucho mejor».

Las secuelas del asalto en casa

Porto: moratón en la frente

La noche del 4 al 5 de julio, Rosario afirma que sufrió un asalto en su casa de un hombre vestido de negro, hecho que no denunció «porque no habría servido de nada». Explicó ante el fiscal que le produjo «un moratón en la frente».

Basterra: el golpe lo tiene en el pómulo

Basterra, que se habría enterado por la mañana del ataque y que habría secundado la idea de no denunciarlo, indicó que vio a Porto con «un fuerte hematoma». Al afirmarlo, se llevó la mano al pómulo, bajo el ojo, no a la frente.

La tarde del 17 de septiembre

Porto: la niña, de compras con Alfonso

El fiscal cree que esa tarde-noche se intentó matar a Asunta o al menos se ensayó el crimen. Porto afirma que ella no fue a la casa de Montouto y que la niña «fue con Alfonso a comprar material escolar al Corte Inglés».

Basterra: «No lo recuerdo»

La alarma de la vivienda rural se activó a las 19.35 y se desactivó a las 22.40 ese martes. Basterra, al igual que su mujer, declara que él no fue. Preguntado por qué hizo esa tarde, apuntó ante el fiscal que no lo recordaba.

¿Agredió Basterra a Porto?

Porto: deja abierta la puerta

El fiscal le preguntó a Porto si Basterra la agredió físicamente. Ella no lo negó. Al contrario, deslizó la idea de que sí:«En alguna ocasión él es más fuerte que yo. Todas las parejas discutimos y a veces perdemos el control».

Basterra: «Por supuesto que no»

«¿Es verdad que la maltrató?», le preguntó su abogada a Basterra. «No. No voy a negar que discutimos como cualquier pareja. Yo mido 1,80 y ella no». «¿La amenazó o le levantó la mano», insistió la letrada. «Por supuesto que no».

La cuerda de la papelera

Porto: sin explicación

En una papelera de la casa donde supuestamente Asunta fue asfixiada, apareció una cuerda igual a la que se halló en la pista forestal junto al cadáver. Se enredó en hipótesis muy dispersas. «No tengo ninguna explicación», expuso.

Basterra: «Estaba ahí desde agosto»

Preguntado al respecto por el abogado de Porto, aseguró con aplomo que esos trozos de cuerda naranja de la palera él ya los había visto ahí «a mediados de agosto». «Mi suegra tenía cantidad de paquetes y libros atados así», añadió.

¿Le dio Orfidal Basterra a la niña?

Porto: «Tuvo ocasión de dárselo»

Aunque no acusó a Basterra, sí abrió pequeñas puertas en su declaración. «¿Alfonso tuvo ocasión de darle Orfidal a Asunta»?, le inquirió el fiscal. «Supongo que tuvo ocasión, pero no le daba Orfidal a la niña. No tiene sentido».

Basterra: lo niega de forma tajante

Toda la primera parte del interrogatorio del fiscal se centró en el Orfidal que sedó a la niña antes de su muerte. Negó habérselo dado de forma tajante y desconocer quién pudo dárselo. «Si lo encuentra, tráigamelo», llegó a declarar.

Las imágenes de la polémica

Porto: «Las fotos las hicimos Alfonso o yo»

Las polémicas fotografías de Asunta caracterizada como una momia o adormilada tras un festival de ballet, las realizó, según la madre, cualquiera de los progenitores. «Solo una mente calenturienta puede malinterpretarlas», opinó.

Basterra: «Solo uso el móvil para llamar»

Aunque se quejó por el uso «tendencioso» que se ha hecho de estas imágenes, afirmó que no las tomó él:«Creo que están hechas con el móvil de mi exmujer. Seguramente las hizo ella. Yo lo uso solo para llamar. No sé usar el Iphone».

¿Quién tiene llaves de Montouto?

Porto: él podía tener otro juego

El fiscal quiso saber si tras el divorcio, Basterra tenía llaves de la finca de Montouto. Ella dijo que «solían estar en el Mercedes», pero que «generalmente» él se las pedía. Pero no concretó si en el coche del padre había otro juego.

Alfonso: «Usaba el mismo juego que Rosario»

«¿Cuántas copias hay de la casa de Montouto y dónde están?», preguntó el fiscal al padre de la fallecida. «No sé cuántas hay. Solo utilizaba el juego que usábamos Rosario y yo. No utilizaba ninguno más», aseveró Alfonso Basterra.

Toda la actualidad en portada

comentarios