Galicia

Multada una conductora por recibir «un beso en la mejilla» de su novio

La joven ha sido sancionada con 80 euros por la Guardia Civil de Tráfico

Los Reyes Magos han dejado una sorpresa poco gratificante a una conductora en la localidad orensana de O Carballiño. En la tarde del martes, cuando transitaba por las calles de la zona urbana de la villa, su pareja le dio un supuesto beso inocente en la mejilla. Pocos metros después, una pareja de la Guardia Civil de Tráfico daba el alto al vehículo y comunicaba a la mujer que sería sancionada por cometer tal infracción.

«No me lo podía creer. De hecho, pregunté a los agentes si era una broma», ha declarado la joven, todavía atónita, a los micrófonos de la Radio Galega. Nada más lejos de la realidad, pues la denuncia iba muy en serio. Con 80 euros de multa y una reprimenda de la patrulla se saldó el incidente, que le explicaron a la mujer que ese acto era punible dado que «limita su capacidad de movimiento». La conductora, que en ningún momento niega el beso, se queja de que la denuncia describa que «mantenía relaciones cariñosas con el acompañante», pues ella entiende que fue «un beso como el que se le da a una madre» y que en ningún momento mermó su capacidad de conducción en una zona con bajo riesgo.

Ante la exposición de la posibilidad de reclamar la multa, la denunciada señala que los guardia civiles le respondieron que si lo hacía no se podría beneficiar de la reducción por pronto pago y «en vez de pagar 40 euros, tendrá que pagar los 80». La joven confiesa que estos días se le está acercando gente contándole experiencias similares y poco explicables. Su conclusión, como la de muchos ciudadanos, es que los agentes hacen esto «para recaudar» y apostilla que «sería mejor que estuviesen pendientes de las actitudes realmente graves que se producen en las carreteras».

Aunque la conductora confía en no tener que hacer frente a ningún pago, parece que al final sí le tocará pasar por caja. Expertos consultados comentan que no habrá lugar para que se considere su apelación ya que la Ley de Tráfico contempla la sanción impuesta.

Respuesta de la Guardia Civil

El jefe de la Guardia Civil de Tráfico en Galicia, el teniente coronel Francisco Javier Molano, ha respondido este jueves a la polémica considerando «incompatible» con la conducción conductas al volante como recibir un beso.

En la presentación del balance de la siniestralidad en 2014 Molano ha dicho que el caso del beso puede suponer «una distracción en la conducción». Así, aunque ha considerado que este caso puede parecer «anecdótico», ha añadido que «no dejan de ser actitudes que tenemos que rechazar y poner todos los sentidos de la conducción, ya que pueden dar lugar a una salida de vía»

Toda la actualidad en portada

comentarios