«Operación Pokemon»: una trama de corrupción repartida por Galicia
Pilar de Lara, juez instructora de la «operación Pokemon» - efe

«Operación Pokemon»: una trama de corrupción repartida por Galicia

En La Coruña, Flores alega no reconocerse en grabaciones, mientras en Orense solo una persona rechazó los regalos de Vendex

Actualizado:

La «operación Pokemon», cuyo epicentro gira en torno al grupo Vendex, salpica a varios ayuntamientos repartidos por toda la geografía gallega. Tras los sobornos admitidos ante la juez instructora, Pilar de Lara, por el exconcejal lucense y expresidente de la Confederación Hidrográfica do Miño Sil, Francisco Fernández Liñares, tal y como señala el sumario del caso, se desprenden nuevos datos.

Flores alega que ganaba «tiempo»

El sumario reproduce una grabación durante la declaración del teniente de alcalde de La Coruña, Julio Flores, ante la juez. En ella, un interlocutor, que la policía interpreta como el propio Flores, se dirige a José María Tutor para dos asuntos: para saber si le miró «lo del acuario» y porque le están «achuchando en contratación», por lo que le solicita que le busque «algo a Pedro».

La reacción de Flores ante la grabación es alegar que no se reconoce en la llamada y, como hiciera al principio de la declaración, limita su relación con Tutor a la amenaza de demanda contra el Ayuntamiento que este le trasladó, por estar disconforme con la adjudicación del mantenimiento biológico del acuario coruñés. «Cualquier cosa que hice [en su relación con Tutor] fue para ganar tiempo y que no se perjudicase al Ayuntamiento», justifica.

Solo una persona rechazaba los regalos

Los papeles incautados durante los registros judiciales en la sede orensana del Grupo Vendex revelan que numerosos funcionarios municipales y provinciales orensanos estaban entre los destinatarios de los regalos de Navidad de la compañía, entre ellos algunos de sus dirigentes. Este es el caso del expresidente de la Diputación de Orense y padre de su actual líder, José Luis Baltar Pumar. Baltar padre recibió durante al menos dos años (2008 y 2009) dos relojes procedentes de este grupo empresarial, situado ahora en el punto de mira.

Como ya se hizo público cuando la otra parte del sumario salió a la luz, entre los destinatarios de los relojes de Vendex estaba también el entonces alcalde, Francisco Rodríguez. Los Reyes Magos de Doal y P.A.U. (dos de las filiales de Vendex) también obsequiaron a concejales del BNG como el exteniente de alcalde Alexandre Sánchez o el exconcejal Fernando Varela.

No obstante, los principales agraciados pertenecían al grupo socialista. Altos cargos del Consistorio orensano como Demetrio Espinosa, exedil de Medio Ambiente; o Carlos Cárcamo, recibieron una pluma, un reloj o hasta una sillita de bebé. Estaba también en la lista el ahora famoso concejal «pachista» Antonio Rodríguez Penín. Además de la presencia del alcalde de Xinzo de Limia, Antonio Pérez, destaca que solo una persona rechazó los obsequios de Vendex, alguien a quien se refieren como «Precedo».

Marnotes invitaba a la fiesta del pulpo

Los contactos entre Adrián Cordero (delegado de Vendex en Orense) y Argimiro Marnotes, alcalde de O Carballiño, se suceden con cierta frecuencia. El primero se compromete con el alcalde a elaborar un presupuesto relativo al mantenimiento del parque municipal y la limpieza viaria para que Marnotes lo pueda incluir en los presupuestos municipales; y, al parecer, con la promesa de que un futuro concurso público les favorezca.

«Argimiro, que quiero invitaciones para la fiesta del pulpo en primera fila». Invitaciones que son concedidas. Además de regalos navideños, Marnotes habría aceptado que Doal se encargase gratuitamente de su jardín.