Joaquín Pixán: «Es para mí una gran responsabilidad ser la voz de la Galicia ancestral, de Rosalía»
El pianista Alejandro Zabala (d) junto al tenor Joaquin Pixán (i) - miguel muñiz
entrevista

Joaquín Pixán: «Es para mí una gran responsabilidad ser la voz de la Galicia ancestral, de Rosalía»

El intérprete asturiano se encuentra inmerso en la producción de un libro-disco en el que musicará varios de los poemas de «Cantares gallegos»

Actualizado:

Que Rosalía de Castro es una poetisa con una musicalidad increíble lo sabe cualquier persona que en alguna ocasión de su vida haya recitado uno de sus poemas, dejándose llevar por el ritmo seductor de sus versos. Pero cuando además, una voz excepcional, acompañada por buenos músicos, se decide a cantar a Rosalía, el resultado es una auténtica delicia para el oído.

Esta es la idea de Joaquín Pixán (Cangas del Narcea, 1950), el tenor asturiano que se decide a homenajear a la artista de Padrón musicando sus «Cantares gallegos» en el 150 aniversario de su publicación. Pixán habló con ABC para explicar todos los detalles que rodean a este proyecto.

—Para empezar por el principio, ¿tenemos ya título para el libro-disco?

—Título todavía no, aunque lo más probable y lo más razonable es que lo llamemos «Cantares gallegos», como el poemario de Rosalía en cuestión. Además es que el planteamiento es muy claro: siendo su 150 aniversario, el título no podría ser otro.

—Usted ya musicó a poetas como Ramón Cabanillas o Ángel González. ¿Tiene alguna dificultad extra atreverse con Rosalía?

—La dificultad principal es la de cantar en gallego para alguien que no es nativo de esta tierra. Aún así, siento muy profundamente a Galicia por dos razones: por una parte admiro su cultura, pues al fin y al cabo Rosalía es el alma gallega, y por otra yo soy oriundo de esa parte de Asturias a la que algunos llaman la «Galicia roubada». Toda la zona occidental de Asturias es muy gallega.

—¿Qué aporta esta versión de «Cantares gallegos» frente a otras que se hicieron hasta ahora, como la de Amancio Prada?

—Los cantantes de música ligera, los cantautores, hacen una versión del texto a la medida de sus cualidades interpretativas. El pianista Alejandro Zabala [que acompaña la voz de Pixán] y yo mismo trabajamos sobre las partituras de grandes compositores como Joaquín Rodrigo, Antón García Abril, Andrés Gaos, Jesús Legido, Octavio Vázquez, que es un compositor joven con mucha proyección en Estados Unidos... Intentamos conjugar la redacción musical con el texto y evidentemente le añadimos la impronta del intérprete, que siempre tiene su arte .

—¿Qué siente un asturiano al interpretar a alguien de tanta importancia para Galicia como es Rosalía?

—Todo el idioma gallego es, para mí, que soy prácticamente asturiano-gallego, muy cercano. Es para mí una gran responsabilidad, junto con Alejandro Zabala, ser la voz de la Galicia ancestral, que es en resumen la voz de Rosalía de Castro.

—¿Qué le tiene que agradecer al pianista Alejandro Zabala?

—En primer lugar, que me puso sobre la pista de Rosalía para realizar este proyecto, es un gran investigador en música vocal española. Es uno de los pianistas de más talento que tiene España. Y por si fuese poco, le presta una gran atención al aspecto vocal, sobre todo a la proyección correcta de la voz.

—¿Encontró su proyecto algún problema de financiación?

—Aún los seguimos encontrando [risas]. Hemos encontrado financiación privada de una entidad en Asturias, pero todavía falta una parte muy importante, y en eso estamos. Espero que no acabe siendo un proyecto que se queda a medias por falta de dinero. Porque la cultura sin financiación se muere, y el mercado no siempre aporta lo suficiente como para costear proyectos de estas características, con interés artístico-cultural, pero no tanto interés comercial.

—En Galicia, el proyecto cuenta con la colaboración de la CRTVG y de la Fundación Barrié.

—Han sido una parte esencial. La Radio Galega nos brindó a Pablo Barreiro, uno de los mejores productores y técnicos de sonido que hay en este país. Mirad qué suerte tenéis los gallegos. La Fundación nos dejó un auditorio que representa muy bien la vida cultural de La Coruña, el Barrié de la Maza.