Así es el mapa de la Valencia de 1695 que Napoleón mandó buscar para invadir la ciudad
Imagen del plano de Valencia fechado en 1695 - ABC
HISTORIA

Así es el mapa de la Valencia de 1695 que Napoleón mandó buscar para invadir la ciudad

La Sociedad Bibliográfica reedita el plano elaborado por el jesuita Francisco Antonio Cassaus

Actualizado:

La Sociedad Bibliográfica Valenciana Jerónima Galés ha reeditado, como conmemoración de su vigésimo aniversario, el mapa de Valencia y sus alrededores que fue requerido por las tropas napoleónicas cuando llegaron a esta ciudad durante la guerra de la Independencia.

El plano ha sido presentado este miércoles en un acto presidido por el vicerrector de Cultura e Igualdad de la Universitat de València, Antonio Ariño, el presidente de la sociedad, Rafael Solaz, y el propietario del mapa, José Huguet, así como numerosos miembros de esta entidad.

El mapa, de nombre "Huerta y contribución de la ciudad de Valencia" y fechado en 1695, es una obra del jesuita Francisco Antonio Cassaus (1656-1699).

En él se detallan las diferentes poblaciones dependientes de Valencia, así como los antiguos caminos, completándose con cuidadosos grabados de destacados jardines de la época.

José Huguet, propietario del mapa, fue quien propuso a la sociedad bibliográfica la reedición de esta pieza histórica que compró hace más de veinte años.

"Cuando lo compré, me di cuenta de que este plano era algo muy excepcional, pues era como un inventario de las barracas y alquerías de los alrededores de Valencia", ha comentado.

Muchas de estas alquerías hoy en día han sido absorbidas por el crecimiento de la ciudad de Valencia, pero en aquel momento lugares como Orriols eran prácticamente "el fin del mundo" por la distancia que las separaba de la ciudad principal, según Huguet.

Según los historiadores, probablemente el mariscal francés Louis Gabriel Suchet estaría interesado en este plano para poder reclamar el pago de impuestos en las localidades de los alrededores de Valencia.

Tras sendos estudios universitarios, llevados a cabo por los historiadores de la Universitat de València, Alfredo Faus y Germán Ramírez, se reconoció en el mapa aquel que Napoleón mandó buscar y que fue requerido por el citado mariscal galo.

En el momento de la invasión francesa (1812) los valencianos tenían constancia de la existencia del mapa y de la importancia logística de este; por ello, y ante la presencia del invasor francés, se ordenó la destrucción de los 140 ejemplares existentes menos uno, el cual ha llegado a manos de su actual propietario.

La Sociedad Bibliográfica Valenciana, con Rafael Solaz al frente, ha destacado la labor de esta entidad con la historia valenciana a lo largo de veinte años mediante la reedición de libros "raros".

En este caso, el plano de Valencia cumple con el criterio de rareza, a lo que se añade su particular relación con la historia valenciana en un momento como el de la invasión gala.

Junto a la reedición del plano, la Sociedad celebra en la Nau de Valencia unas jornadas para los bibliófilos en las que se ofrecerán varias mesas redondas que contarán por primera vez con los representantes de las principales bibliotecas valencianas.

Las jornadas finalizaran mañana con una mesa redonda sobre "tesoros bibliográficos valencianos".