C. Valenciana

C. Valenciana / ENTREVISTA

«Es necesaria una pedagogía de la muerte en la escuela»

Día 30/10/2013 - 11.48h
Temas relacionados

Rosa Mateu, coautora de un libro sobre Resiliencia en el aula, explica las pautas a seguir en la escuela tras el asesinato de un niño y su madre en Vila-real

Rosa Mateu Pérez, profesora del Colegio Madre Vedruna de Castellón y del Departamento de Educación de la Universitat Jaume I, es una de las coautoras del libro ‘La resiliencia y el duelo en contextos educativos’ que se presenta este jueves a partir de las 19:00 horas en la Librería Plácido Gómez de Castellón. Junto a los doctores en Psicología, Mónica García Renedo, Raquel Flores Builsy José Manuel Gil Beltrán, han puesto a disposición de los docentes un manual diseñado a explorar y desarrollar las habilidades de los adolescentes en el aula con el fin de afrontar situaciones traumáticas como, por ejemplo, la muerte de un familiar o una amistad. La actualidad ha estado marcado por un hecho trágico como el asesinato de una madre y su hijo en Vila-real (Castellón). Rosa Mateu nos desvela qué pautas deben seguirse en la escuela el día después.

-¿Cómo se afronta la impartición de una clase a las pocas horas de que un compañero de pupitre ha sido asesinado por su padre al igual que su madre?

-El impacto de los sucesos que se producen en las personas a raíz de una acto violento intrafamiliar siempre es más complejo a la hora de abordarlo que cuando ocurre a consecuencia de un catástrofe natural, ya que la conmoción es mayor, pero eso no excluye que se deba de intervenir desde el primer momento. Es normal que los niños muestren reacciones emocionales, por ello debemos plantear que es normal que se sientan así, de ahí la importancia de no ocultar nada e intentar dar respuesta a las cuestiones que nos puedan plantear. Estas deben ser dadas convenientemente por las personas más cercanas a ellos, en el caso de la escuela, su tutor o profesor. Al mismo tiempo, el profesor del centro puede pedir apoyo al psicopedagogo. Hay que tener en cuenta que él o ella también están afectados.

-¿Es conveniente hablar del suceso en la clase?

-Si bien es importante respetar los silencios de las personas afectadas, al mismo tiempo, se debe crear momentos para que las niños y docentes puedan dejar aflorar las emociones que tienen y así poder acompañarlos y guiarlos en los procesos que están viviendo. Es importante que los niños puedan despedirse de su compañero a través de algunos rituales de despedida; una carta, un dibujo, hacer una misa..... También es importante implicar a la familia. Como medida puede organizarse un seminario en la escuela para comentar las acciones que se están llevando a cabo desde el colegio y qué pueden hacer ellos desde el entorno familia. También debemos tener especial atención con aquellos niños más cercanos. Si es necesario se puede llevar una atención individualizada.

-¿Es mejor intervenir en grupo o entre los más allegados al fallecido?

-Ambas opciones, en grupo en el aula junto el apoyo del psicopedagogo del centro e individualmente. Es importante que los niños sientan el apoyo y refuerzo de los adultos para poder entender lo ocurrido y que se les dé explicaciones reales del suceso siempre teniendo en cuenta en adaptarlo a la edad del niño

-¿Mejor hacerlo de forma organizada que improvisada como, por ejemplo, en los pasillos?

-Los pasillos pueden conllevar a que los niños sientan que hay secretos de lo que ocurre y eso puede dañar a que estos exterioricen sus preocupaciones y las emociones que van sintiendo e incluso obstaculizar el proceso que están viviendo.

-Estamos ante un asesinato, no un accidente. ¿Se aborda la causa de la muerte para explicar lo que ha sucedido?

Siempre se debe de abordad desde la verdad, adaptando la narración a la edad del niño.

- Qué pautas deben seguirse para que la tragedia no afecte a los niños durante el resto del curso?

Es importante tanto la intervención inicial como explicaba anteriormente como acompañar a los niños durante el proceso que vivencia en de la situación traumática que están viviendo. De este modo se apoya a los niños durante todo el proceso de elaboración del suceso. Por ello, el trabajo en red es fundamental (familias, docentes y psicopedagogos), por lo que dar pautas de orientación a las familias es muy importante, para darles seguridad de cómo pueden ayudar a sus hijos. En este sentido, debemos abogar por una pedagogía de la muerte en las escuelas y fortalecer individualmente a los alumnos. Siguiendo esta línea nuestro equipo de investigación del Observatorio Psicosocial de Recursos en Situaciones de Desastre (OPSIDE) de la UJI hemos publicado el manual “La Resiliencia y El Duelo en Contextos Educativos”. El objetivo del mismo es dotar de recursos a los docentes para trabajar con sus alumnos y las familias las situaciones traumáticas (duelo, ..) en las escuelas.

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Comentarios:
Últimos vídeos

Abogados dicen que al maquinista le podrían caer 7...

Lo último...

Hemeroteca

La portada de...

Un día en tu vida:

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.