Comunidad Valenciana - Valencia

Industria paraliza todas las inyecciones de gas hasta que se sepa qué está pasando

Soria vincula los terremotos de Castellón con el almacén de gas de Castor. El Golfo de Valencia ha registrado esta noche más de 20 terremotos, uno de 4,1 grados

Más de una veintena de seísmos, uno de ellos de 4,1 grados en la escala de Richter, se han registrado desde anoche en el Golfo de Valencia, en el entorno del almacén subterráneo de gas Castor, frente a las costas de Vinaròs (Castellón), que han sido percibidos también en el Delta del Ebre.

Según datos del Instituto Geográfico Nacional, desde las once de la noche de ayer se han producido un total de 23 seísmos en esta zona, el último de los cuales ha quedado registrado a las 05.07 de esta mañana.

El más intenso se produjo sobre las once y media de la noche con una magnitud de 4,1 grados, mientras que poco después de las once se había registrado otro terremoto de 3,9 grados. El resto de seísmos han registrado una magnitud de entre 1,8 y 2,9 grados en la escala Richter, según las mismas fuentes.

El teléfono de Emergencias de la Generalitat Valenciana ha recibido esta madrugada 38 llamadas de ciudadanos alertando de estos temblores, y el de Cataluña 129.

El movimiento de tierra más intenso desde que comenzaron a registrarse estos terremotos relacionados con el proyecto Castor se produjo en la madrugada del martes con una magnitud de 4,2 grados, y llevó a activar el plan de riesgo sísmico de la Generalitat valenciana.

El proyecto Castor, con una inversión de 1.200 millones de euros, trata de aprovechar un antiguo pozo petrolífero a 1.750 metros de profundidad bajo el nivel del mar para suministrar hasta un tercio de la demanda de gas del sistema durante 50 días, pero, al parecer, la inyección de gas ha provocado desde el pasado 13 de septiembre centenares de seísmos, la mayoría de baja intensidad.

Sin constancia científica

El ministro de Industria, José Manuel Soria, ha dicho hoy que, según el Colegio Nacional de Geólogos y el Instituto Geográfico y Minero, «parece ser» que hay una «relación directa» entre la inyección de gas en el almacenamiento subterráneo de Castor, frente a las costas de Castellón, y los «microseísmos» en la zona.

«El almacenamiento podría estar en el origen de los seísmos pero todavía no tenemos constancia científica de ello. Serán los expertos lo que tendrán que determinarlo», ha afirmado Soria en declaraciones a Onda Cero.

El ministro ha recordado que el pasado jueves, después de que se registrara un seísmo de magnitud 3,6 grados de intensidad en la escala Richter, el Ministerio de Industria dictó una resolución para parar «todo tipo de actividad adicional» en Castor «hasta que no se sepa exactamente lo que está pasando».

Técnicos del Ministerio de Industria están recabando información para tratar de determinar si el aumento de la actividad sísmica en el Golfo de Valencia, en el entorno del almacenamiento de Castor, podría estar relacionada con la inyección de gas en dicha infraestructura.

Toda la actualidad en portada

comentarios