GASTRONOMÍA

Un restaurante de Cuenca cocina la mejor paella del mundo

Actualizado:

Un restaurante de la provincia de Cuenca, el Posada Real, de Santa María del Campo Rus, ha obtenido este domingo el primer premio del Concurso Internacional de Paella Valenciana celebrado en la localidad valenciana de Sueca.

El cocinero Julián García ha elaborado, según los expertos que integraban el jurado, "la mejor paella del mundo", por lo que ha recibido el correspondiente diploma y un premio en metálico de 2.500 euros.

En segundo lugar se clasificó al restaurante Casa Picanterra, de Cullera (Valencia), que obtuvo un premio en metálico de 1.500 euros, mientras que el tercer premio se lo adjudicó el restaurante Cambao, de Miami (Estados Unidos), que tenía una dotación económica de mil euros.

Como finalistas de este concurso, el más prestigioso del mundo y celebrado en la considerada "ciudad arrocera de España", quedaron los restaurantes Casa Paella, de Nueva Zelanda; Vale Paella, de Tokio (Japón); El Redolí, de El Palmar (Valencia); Restaurante Picasso, de Hamburgo (Alemania) y Jordi Freecook, de Valencia.

El concurso, que este año ha alcanzado la quincuagésima tercera edición, ha reunido a treinta acreditados cocineros de restaurantes de todo el mundo, llegados Nueva Zelanda, Japón, Estados Unidos, Francia, Alemania, Japón y España, incluida una nutrida representación de la Comunitat Valenciana.

Cada uno de los participantes ha elaborado una paella de 15 raciones siguiendo la receta confeccionada por el comité organizador y avalada por el Club de Jefes de Cocina de la Comunitat Valenciana, que, además del arroz, incluía aceite de oliva, pollo, conejo, caracoles (vaquetes), habichuelas secas (garrofón), judías verdes (ferraura), alubias blancas (tavella), tomate maduro, azafrán, colorante, pimentón dulce, sal y agua.

El jurado, integrado por expertos de la gastronomía, ha valorado las paellas según diversos criterios como la cocción del arroz, el gusto, el color, la simetría de los ingredientes y el punto de socarrat.

La ciudad de Sueca está considerada como la ciudad arrocera de España, ya que en su término municipal se cultivan unas 5.000 hectáreas de arroz, que producen unas 35.000 toneladas anuales de arroz.