gastronomía

Justicieros valencianos crean la «wikipaella» en defensa del plato tradicional

El líder del movimiento, el periodista Paco Alonso, ha declarado que «todas las paellas son arroz, pero no todos los arroces son paella»

Chorizo, huevos escalfados, aguacate y hasta piña. Son algunos de los atentados perpetrados, dentro y fuera de España, contra uno de los platos más vapuleados de la gastronomía: la paella valenciana. En su defensa se alzan unos justicieros que persiguen la autenticidad y el respeto.

Para ello han designado 2013 como Año Internacional de la Paella, están impulsando la «wikipaella» para alojar todo el conocimiento relativo a este emblemático plato y, a través de las redes sociales, se han erigido en azote de quienes cometen «arrocidades», como las define uno de estos justicieros, el periodista Paco Alonso.

Junto con los integrantes de la Comunidad de la Paella, un grupo de jóvenes publicistas valencianos residentes en Madrid, y con el asesoramiento de cocineros y «mestres paellers», no sólo buscan que no se venda como «auténtica paella valenciana» lo que no es más que «arroz con cosas», sino también «generar un ambiente positivo en la hostelería», relata Alonso.

También distinguen y promocionan los restaurantes que son respetuosos con la receta. Porque «todas las paellas son arroz, pero no todos los arroces son paella», según el decálogo del Año Internacional de la Paella, que sólo se puede cocinar con «arroces redondos perlados de Valencia, dispuestos en una fina capa en la paella» y, preferentemente, a la leña, reivindica Alonso.

Patrimonio intangible de la humanidad

En cuanto a los ingredientes, este experto gastronómico reconoce que incluso en la Comunidad Valenciana varían de una zona a otra y en función de la temporada, porque la paella «es un plato de proximidad, de kilómetro cero», además de paradigma de la dieta mediterránea -desde 2010, patrimonio intangible de la humanidad- por su combinación de cereal, verduras, aceite de oliva y carne magra.

La campaña de Paco Alonso y la Comunidad de la Paella cuenta con apoyos como el de la presidenta de la Academia de Gastronomía de Valencia, Cuchita Lluch, quien destaca esta «labor de defensa» de la paella valenciana frente a los «arroces».

También de cocineros valencianos como Ricard Camarena, quien sostiene que es uno de los platos que «más injusticias ha sufrido» y confía en que este Año Internacional sirva para protegerlo «de chorizos y demás cosas raras que se le añaden».

Toda la actualidad en portada

comentarios