ALZIRA

Unos jóvenes aprovechan las fiestas patronales para agredir a sus vecinos

Actualizado:

Agentes de la Policía Nacional han detenido en la localidad valenciana de Alzira a diez jóvenes de entre 15 y 23 años de origen español, tras considerarlos responsables de los altercados producidos en la celebración de las Fiestas Patronales de la localidad, en la que los ahora arrestados participaron en varios hechos delictivos en las carpas instaladas por el Ayuntamiento o en los alrededores.

Los ahora arrestados actuaron en los días 19, 20, 21 y 22 en diferentes lugares y horarios, atacando a sus víctimas con el único fin de agredirlas sin que mediara ningún tipo de provocación o problema previo, amparándose en el anonimato que produce la agresión en grupo.

Se les considera presuntos autores de los delitos de desórdenes públicos, robo con violencia y lesiones y, de las faltas de daños y lesiones.

Los policías averiguaron que se habían producido varias agresiones a personas así como daños a viviendas y vehículos durante las Fiestas Patronales de la localidad por un grupo nutrido de jóvenes. Los sospechosos actuaban siempre en grupo y sin provocación ni problema previo agredían a sus víctimas de forma sorpresiva sin opción a defensa. A una de sus víctimas le rompieron la nariz, a otra le provocaron una herida en el pómulo que precisó varios puntos de sutura además de una desviación del tabique nasal y a otra víctima dos fracturas costales.

Los investigadores averiguaron que, al parecer, también eran los responsables de otra agresión en la que primero comenzaron a zarandear un coche por los laterales con el propietario en su interior, éste tuvo que bajarse del coche abalanzándose sobre él y agrediéndole varios de ellos.

Mientras unos le agredían otro aceleraba el coche de forma violenta. Además de las lesiones al conductor ocasionaron daños al vehículo. En otra agresión tras golpear a su víctima y una vez estaba en el suelo, le arrebataron sus zapatillas.

En otra ocasión, al parecer, rompieron los cristales de la puerta de una vivienda y cuando su morador salió a ver lo que había sucedido y vio a un grupo de jóvenes que se marchaban de lugar y les preguntó que había pasado, sin más éstos le rodearon y comenzaron a golpearlo, la mujer salió en ayuda de su marido y también la agredieron, uno de los jóvenes le dio una patada en la nuca que le hizo caer al suelo.

Los policías averiguaron la identidad de los jóvenes y tras las comprobaciones oportunas, el lunes los detuvieron por los presuntos delitos de desórdenes públicos, robo con violencia, lesiones y por las faltas de daños y lesiones. Dos de los ahora arrestados, uno mayor y otro menor de edad, mostraron ser los más violentos del grupo.

Los detenidos, tres de ellos con antecedentes policiales, quedaron en libertad a excepción de dos de ellos que ingresaron en prisión tras prestar declaración ante la Autoridad Judicial. Los menores fueron entregados a sus familiares, tras dar cuenta a la Fiscalía de Menores.