COMUNIDAD VALENCIANA

Microclima valenciano para proteger el patrimonio de Pompeya

La Casa de Ariadna y la Villa del Casale de Sicilia aplican para su conservación un sistema desarrollado en Valencia

La Casa de Ariadna de Pompeya y la Villa del Casale de Sicilia, declaradas Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, aplican para su conservación un sistema desarrollado en Valencia que fija patrones de evolución del microclima para adoptar medidas preventivas antes de que sea necesaria una restauración.

El sistema elaborado por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) y el Instituto Valenciano de Restauración y Conservación de Bienes Culturales (IVC+R) permite un control detallado del estado de conservación del patrimonio artístico gracias a un equipo de monitorización con sensores de temperatura y humedad relativa y un potente software para el estudio y procesado de todas las señales.

Una de las principales novedades de este sistema, recientemente publicado en la revista Sensor, reside en la aplicación de técnicas estadísticas multivariantes a la conservación del patrimonio, han informado a Efe fuentes de la Universidad Politécnica de Valencia.

El software desarrollado es capaz de almacenar en un fichero más de 40 millones de registros y, de ahí, extraer información relevante y específica de interés en la conservación preventiva, como la obtención de "días tipo" o promedios por hora, día o estación de cada una de las variables registradas por los sensores.

Ángel Fernández-Navajas, investigador del departamento de Física Aplicada de la UPV, ha subrayado que con la información que se obtiene se pueden "encontrar patrones de evolución del microclima que indiquen si la obra está en un ambiente que garantice su conservación o, por el contrario, son necesarias medidas preventivas antes de que sea necesaria una restauración".

Esta tecnología también se aplica en el proceso de conservación de la iglesia del Patriarca de Valencia, la iglesia de Jalance (Valencia) y a una iglesia mudéjar de la villa zaragozana de Ateca.

En concreto, en la Villa del Casale se utilizó el software en el tratamiento de datos procedentes de la monitorización de unos mosaicos romanos, mientras que el sistema de monitorización se usó en el estudio de un pecio español encontrado en Puerto Madero (Buenos Aires, Argentina).

En la Casa de Ariadna en Pompeya, el sistema permitió demostrar que ciertos cerramientos colocados para la conservación de paramentos con pinturas murales no eran efectivos y que, además, actuaban como agentes de deterioro.

"Dichos cerramientos fueron sustituidos gracias a las conclusiones de nuestros estudios que todavía se siguen llevando a cabo hoy, aplicando nuestro sistema de monitorización y análisis para comprobar la eficacia de los cambios", según ha explicado el investigador del Centro de Tecnologías Físicas de la UPV, Fernando García-Diego.

En la iglesia del Patriarca y la iglesia de Jalance se está monitorizando el desplazamiento de una de las paredes, mientras que en el sitio arqueológico de Villa del Casale, el equipo de la UPV y el IVCR elaboró un informe con los datos recogidos por los investigadores responsables de su conservación y presentó una batería de medidas para preservar sus mosaicos.

Actualmente, los investigadores valencianos han elaborado una propuesta de colaboración para desarrollar un estudio detallado de los parámetros ambientales y la ventilación de la Villa del Casale.

El objetivo, según ha apuntado a Efe la investigadora del IVC+R, Paloma Merello, es llevar a cabo un estudio con técnicas computacionales CFD que permitan adoptar las estrategias de conservación preventiva más adecuadas del sitio arqueológico.

El origen del sistema utilizado actualmente se remonta a los equipos empleados por los investigadores de la UPV y el IVC+R en la restauración de los ángeles músicos renacentistas descubiertos en la capilla mayor de la Catedral de Valencia, en cuya mejora y desarrollo ha contribuido también la empresa Artechnology Cultural Heritage Solutions.

Toda la actualidad en portada

comentarios