C. Valenciana

C. Valenciana / en tercera persona

Los gayumbos de la Academia

Día 09/04/2013 - 10.18h
Temas relacionados

Tableta, tuit, sms, prima de riesgo, deuda soberana, empatizar, gayumbos, sushi, chat, friki y red social eran palabras que iban a incluirse en la próxima edición del Diccionario de la Real Academia Española. Ello probaba que la lengua española era algo vivo que se construía día a día con aportaciones de todas las personas que la usaban. Además, la velocidad de incorporación de nuevos vocablos al diccionario era cada vez mayor gracias a la aplicación de las nuevas tecnologías, que permitían consultas a través de internet.

En una época en que desde algunos sectores se tendía a demonizar las nuevas tecnologías de la información, no estaba de más poner el ejemplo de la Real Academia como una buena forma de aplicarlas. La página web de la RAE permitía la consulta del diccionario y la ortografía de forma inmediata. Antes, uno tenía que llegar a casa a consultar del diccionario en papel, si es que lo tenía, para poder resolver una duda. Ahora, lo hacía de forma instantánea a través de su teléfono móvil. De hecho, las redes sociales -que habían obligado a millones de usuarios a volver al abandonado género espistolar- suscitaban a diario miles de consultas por parte de los usuarios. Era cierto que en estas redes se cometían muchas barbaridades a la hora de redactar un texto en aras de adaptarse a los límites de espacio, pero ello no iba a modificar el modo de escribir como, en su día, no lo hizo la aparición del telégrafo con esos telegramas plagados de infinitivos y abreviaturas.

Las cosas cambiaban a ritmo vertiginoso pero no siempre para mal. Eso sí, al que no hiciera un esfuerzo para ponerse al día, estos cambios le podían pillar en gayumbos.

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Comentarios:
Últimos vídeos

Abogados dicen que al maquinista le podrían caer 7...

Lo último...

Hemeroteca

La portada de...

Un día en tu vida:

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.