C. Valenciana

C. Valenciana / CULTURA

Las diez joyas de la arquitectura valenciana

Día 10/02/2013 - 18.32h
Temas relacionados

Recorrido por los edificios más emblemáticos de Valencia desde la Edad Media hasta el siglo XXI

mikel ponce
Edificio de la Lonja
mikel ponce
Mercado Central
rober solsona
Veles e Vents
rober solsona
Finca roja
mikel ponce
Torres de Quart
imagen anteriorimagen siguiente

1. Edificio Rialto

Una de las representaciones más claras del art decó en la Comunidad Valenciana. El edificio Rialto, sede del Instituto Valenciano de Cinematografía, fue construido en 1939 tomando como inspiración el cine Universum de Berlín, de Erich Mendelsohn. Diseñado por el arquitecto Cayetano Borso di Carminati (1900-1972), este edificio se caracteriza por su fachada asimétrica de hierro y cristal y por sus interiores de escayolas con grandes molduras curvas.

Fue inaugurado en vísperas de la Guerra Civil, y su primera proyección fue la comedia «Sombrero de Copa» (1935).

A mediados de los años ochenta, el Rialto fue rehabilitado por los arquitectos Cristina y Camilo Grau García.

2. Torres de Quart y Serranos

Esta construcción defensiva medieval, que en sus orígenes cerraba la gran muralla que rodeaba la ciudad de Valencia, muestra en sus muros las huellas de numerosos avatares históricos: la Guerra de la Independencia contra los franceses, la Guerra de Sucesión y la Guerra Civil española. Las torres de Quart fueron construidas entre los años 1441 y 1460, y pertenecen al estilo gótico tardío militar y en 1931 fueron declaradas Monumento Nacional.

Las Torres de Serranos, de finales de siglo XIV, son junto a las de Quart las únicas puertas que se conservan de las doce que custodiaban la antigua muralla. Fue utilizada como prisión y sirvió como depósito para custodiar las obras evacuadas del Museo del Prado durante los bombardeos de la Guerra Civil.

3. La Finca Roja

Está considerada como uno de los ejemplos más logrados de la arquitectura civil racionalista de los años treinta en España. Influenciado por el expresionismo holandés en su utilización del ladrillo y elementos ornamentales, este enorme edificio residencial de 14 patios y 378 viviendas es el paradigma de la incorporación de los grupos de viviendas obreras a los trazados y características del ensanche burgués de la ciudad de Valencia.

Su construcción se inició en 1929 y terminó en 1933 bajo la dirección del arquitecto Enrique Viedma Vidal, quien concibió este edificio como un conjunto unitario dotado de un patio interior penetrable desde el exterior a través de pasajes.

4. Palau de les Arts

A pesar de la enorme polémica que ha perseguido al palacio de la ópera desde que solo era un proyecto, es una de las construcciones más emblemáticas de la ciudad de Valencia. También es el edificio que más destaca de todos cuantos forman parte de la Ciudad de las Artes y las Ciencias.

En el Palau de les Arts se resumen todas las características de la arquitectura de Santiago Calatrava: formas orgánicas, estructuras de hormigón y abundancia de elementos voladizos y abiertos a la luz mediterránea. Cuenta con una sala Principal de casi 1.500 butacas, un Auditorio para música sinfónica, un Aula Magistral para conciertos de cámara y conferencias y el Teatro Martín y Soler, destinado en principio para artes escénicas.

5. Veles e Vents

Construido en el Puerto de Valencia como edificio central de la 32 America’s Cup, que se celebró en la ciudad en 2007, el «Veles e vents» lleva la firma del arquitecto británico David Chipperfield y el español Fermín Vázquez. Estructuralmente está compuesto por cuatro plataformas horizontales dispuestas a diferentes alturas y ligeramente desplazadas, que crean amplias terrazas voladizas sobre la dársena y el canal interior del Puerto.

Este edificio está concebido como un gran mirador al mar; de hecho, de su superficie total de 124.635 metros cuadrados, solo 10.000 corresponden a estancias cerradas. La planta baja y el primer piso se idearon como espacios públicos, mientras que la segunda y tercera planta suelen utilizarse para la realización de eventos.

6. Lonja de la Seda o de los Mercaderes

Sin duda, uno de los mayores atractivos turísticos de la ciudad, de visita imprescindible para los visitantes. Perteneciente al gótico civil, este edificio es el símbolo de la prosperidad de la ciudad durante el siglo XV, cuando Valencia (entonces capital de la Corona de Aragón) vivía una época dorada tanto en lo comercial como en lo literario. Fue construida entre 1482 y 1548 por el maestro Pere Compte; el mismo que participó en otros edificios emblemáticos de la época, como las Torres de Quart y la Catedral de Valencia.

Aunque está inspirada en la Lonja de Mallorca, la de la capital del Turia es de mayores dimensiones. Destaca por la riqueza de la decoración flamígera en las ventanas, sus columnas exentas y sus veintiocho gárgolas, la mayoría con interesantes escenas satíricas o eróticas.

7. Mercado Central

Desde sus orígenes musulmanes, el Mercado Central es uno de los puntos de mayor ebullición de la ciudad. El edificio que observamos hoy corresponde con la construcción de principios del siglo XX. Se empezó a levantar en 1914 según el diseño de Francesc Guàrdia i Vial y Alexandre Soler i March, dos miembros de la Escuela de Barcelona. Situado frente a la Lonja de los Mercaderes, es uno de los mejores ejemplos de arquitectura modernista valenciana. A pesar de su obvia influencia catalana, el Mercado Central posee características propias, como los zócalos policromos cerámicos, típicos de la región y sus innovadoras cúpulas y techumbres inclinadas.

8. El Miguelete

La torre campanario es el elemento arquitectónico más popular de la Catedral de Valencia. Andreu Juliá comenzó en 1381 la construcción de este monumento, durante muchos siglos llamado «Campanar Nou» (Campanario Nuevo). Poco a poco fue transformándose su nombre en «Torre del Micalet», por la gran campana de las horas, que ha servido para denominar metonímicamente al conjunto. Originalmente era una torre exenta, pero se unió a la Catedral a finales del siglo XV al prolongarse la nave central del templo. De influencia catalana en su sobria decoración exterior de finas molduras, la torre tiene acceso por una portada angular adornada con arquivoltas.

9. Estación del Norte

Otra de las joyas del modernismo valenciano. Fue diseñada por Demetrio Ribes e inaugurada en 1917 en el lugar donde antes se levantaba la vieja estación de ferrocarriles. Destaca especialmente su cubierta central de grandes arcos elípticos y su gran lucernario superior, que servía originalmente para el escape de humo de los trenes.

La cubierta interior de 45 metros, obra del ingeniero Enrique Gasset, constituyó en su época un verdadero alarde tecnológico. Su estilo pertenece a la corriente denominada «Sezesión Vienesa», dentro del movimiento modernista.

En la estación la decoración es determinante, con piezas cerámicas policromadas tanto en su exterior como en el interior. Los mosaicos y azulejos representan escenas de la huerta valenciana, y especialmente del cultivo de la naranja.

10. Almudín

El edificio del Almudín, construido hacia 1307 sobre el antiguo alcázar musulmán, servía inicialmente como almacén de trigo y otros granos para su venta y distribución en Valencia. Su importancia era vital en una época en la que la escasez de cereales y las hambrunas eran habituales, de ahí que fuera de propiedad Real. En el siglo XV fue reformado por los mejores canteros del momento. Además de sus bonitas arcadas, este edificio se caracteriza por su cubierta de madera y las pinturas al temple-cola que decoran los muros interiores. En ellas se hace referencia a la actividad de los gremios que intervenían en el funcionamiento del Almudín y a otro tipo de escenas costumbristas. Hoy en día, este monumento se ha reconvertido en museo.

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Últimos vídeos

Abogados dicen que al maquinista le podrían caer 7...

Lo último...

Hemeroteca

La portada de...

Un día en tu vida:

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.