C. Valenciana

C. Valenciana

C. Valenciana

La sala Black Note recula y cancela el concierto del grupo neonazi

Día 05/01/2013 - 14.08h
Temas relacionados

Tras varios varios comunicados en diferentes direcciones, la actuación de los Killer Sorpresa prevista para el día 11 de enero no tendrá lugar en el local valenciano

La anulación de conciertos programados (como los de la discográfica Malatesta Records), la presión mediática, incluso de plataformas políticas, han llevado a la dirección del local Black Note, referente de la música negra en Valencia, a cancelar de manera definitiva el concierto de la banda neonazi italiana Killer Sorpresa previsto para el día 11 de enero.

«Desde Black Note, S.L. comunicamos que se cancela el concierto programado para el día 11 de enero. Lamentamos sinceramente haber suscitado tanta polémica y haber herido sensibilidades. Agradecemos a todos nuestros amigos y gente que realmente nos conoce su actitud ante esta desagradable situación», publicaba la cuenta del local en Facebook a las cuatro y diez de esta misma tarde.

La redes sociales y los foros estaban durante todo el día a todo gas, y hasta se había comenzado una recolección de firmas para presionar al local para que cancelase el concierto, cosa que finalmente ha sucedido, cuando ya tenían reunidas 1.000 firmas. Y es que en internet algunos (los conocedores del local especialmente incrédulos) se preguntaban cómo era posible que un grupo neonazi tocase en un lugar de estar características tan definidas.

La plataforma Acción Popular Contra la Impunidad, formada por más de 30 organizaciones políticas, sociales, sindicales y culturales, mandaba también un comunicado a los propietarios del local especializado en música negra, para que «no den cobijo a este tipo de bandas que fomentan el odio y la intolerancia» y que no deje que ese día el local se convierta en un «lugar de exaltación del nazismo y el fascismo

Incluso en una nota, el diputado de EUPV-Los Verdes en el Congreso, Ricardo Sixto, se ha mostrado preocupado por la celebración de este tipo de conciertos que «podrían vulnerar los derechos fundamentales de las personas y sus libertades». Su propio grupo había emplazado a la Fiscalía y a la Delegación de Gobierno en la Comunitat para sancionasen cualquier exaltación del nazismo.

Primera reacción: apolíticos

Cuando fue preguntado por primera vez, el gerente del local, Germán Valenzuela, declaraba a un periódico local que se habían enterado de la naturaleza de los Killer Sorpresa una vez firmado el contrato y que ya no lo habían querido romper. «Me dedico a vender copas y a poner música; soy apolítico», expresaba.

Posteriormente, el propio Valenzuela lanzaba un comunicado en Facebook en donde mantenía esta línea «que no entraba en politiqueos» e intentaba trasmitir su nula «intención de incomodar a nadie». Por ellos pedían disculpas, desde la sala, y abogaban «por el encuentro y no el distanciamiento. Diversidad, tolerancia, respeto y pluriculturalidad son nuestras directrices», con el concierto todavía con fecha para el 11 de este mes. Finalmente, en su siguente publicación 22 horas después, Black Note cancelaba la actuación

«Concert cancelled. Antifa wins again»

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Últimos vídeos

Abogados dicen que al maquinista le podrían caer 7...

Lo último...

Hemeroteca

La portada de...

Un día en tu vida:

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.