C. Valenciana

C. Valenciana

El secreto para subir al Miguelete sin cansarse: tardar más de cinco minutos

Día 27/12/2012 - 11.51h
Temas relacionados

El presidente de la Asociación de Campaneros, Francesc Llop, recomienda subir «con calma, sin hablar y mirando el paisaje»

El secreto para subir al Miguelete sin cansarse: tardar más de cinco minutos
rober solsona
Los campaneros del Miguelete suben la torre 300 veces al año

Subir a lo alto del Miguelete, en la Catedral de Valencia, es una de las actividades que no pueden faltar en una visita a Valencia. Sin embargo, muchos turistas acaban derrotados por el cansancio, e incluso alguno desfallece al llegar arriba. O antes. Sin ir más lejos, este miércoles los Bomberos y la Policía tuvieron que evacuar a un hombre de 43 años que se desmayó al llegar a la terraza, a 50 metros de altura.

¿Cómo disfrutar entonces de las vistas desde lo alto del Miguelete sin poner en riesgo nuestra salud? El presidente de la Asociación de Campaneros de la Catedral de Valencia, Francesc Llop, da las claves: «Aquellas personas que deseen subir a lo alto de la torre del Miguelete tienen que hacerlo con calma, sin hablar y mirando el paisaje por las ventanas», recomienda. «El secreto de esta escalera, construida entre los siglos XIV y XV, y cuya dificultad está en la altura de los escalones, es subirla sin prisas, nunca en menos de 5 minutos», dice Llop. Hay que tener en cuenta que los 207 escalones tienen una altura de 25 centímetros, tres centímetros más que el tamaño medio del pie, por lo que agotan más.

Llop, eso sí, desaconseja subir a aquellas personas con problemas cardíacos e insiste en que «los que suben rápido y son fumadores llegan derrotados y los que no fuman, también, pero menos».

Al parecer, el quid de la cuestión radica en la altura de los escalones, y no en los metros a subir. De hecho, según Llop, la torre que más fatiga provoca en Valencia es la de la iglesia barroca de Santa Catalina, inferior en altura al Miguelete pero «donde los escalones tienen una altura distinta, con márgenes de diferencia de hasta 4 centímetros de unos a otros».

Los campaneros, 300 veces al año

Llop calcula que los campaneros de la Catedral suben 300 veces al año la torre del Miguelete, desde que hace 25 años asumieran el toque de campanas. Esto quiere decir que los campaneros más veteranos han subido en este tiempo más de un millón y medio de peldaños. En el Corpus Christi, sin ir más lejos, los campaneros suben hasta cinco veces durante un solo día.

«Muchas veces, me pregunto cómo hacían los antiguos campaneros que subían seis veces al día la torre de la Catedral y, además, ayudaban en el altar entre una subida y otra, como hemos encontrado ahora en la consueta de la Catedral de 1527», dice Llop. «Entonces comían mucho peor que nosotros, pero seguro que subían con más calma».

La torre de la Catedral de Valencia no es demasiado alta con respecto a otras catedrales europeas (la terraza está a 50 metros de altura y el remate final de la espadaña a 65), pero «cansa más que otras torres como la de Utrecht, en Holanda, de 98 metros» por ese exceso de altura de escalones.

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Lo último...

Hemeroteca

La portada de...

Un día en tu vida:

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.