Campus de la Universidad de Valladolid, una de las cuatro públicas que hay en Castilla y León
Campus de la Universidad de Valladolid, una de las cuatro públicas que hay en Castilla y León - f. heras
cultura

Castilla y León, la segunda comunidad con mayor porcentaje de universitarios

Actualizado:

Segundo de Bachillerato. Llega el dilema. Es el momento de decidir por dónde encaminar el futuro. ¿Seguir formándose?¿Ir a la universidad, hacer Formación Profesional? ¿Lanzarse a la aventura de adentrarse en el complicado mercado laboral...? Completados esos estudios, en Castilla y León más de un tercio de los jóvenesopta por seguir con una educación superior. Así lo refleja el estudio «Datos y cifras del sistema universitario español. 2013-2014» publicado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

Exactamente, un 34,8 por ciento de los castellano y leoneses de entre 18 y 24 años estaban en el anterior curso (2012-2013, el último del que hay cifras oficiales) matriculados en algún título de grado, primer y segundo ciclo de carrera universitaria o máster. Un porcentaje que sitúa a Castilla y León como la segunda con más proporción de jóvenes universitarios, sólo por detrás de la Comunidad de Madrid, la que mayor oferta educativa tiene de este tipo y donde el 42,9 por ciento de los jóvenes están en la facultad. Inmediatamente después, País Vasco (32,3 por ciento) y Navarra (32).

De hecho, son estas cuatro comunidades las que en los últimos cursos se han mantenido siempre en lo alto de este pódium con más aspirantes a graduados y licenciados.

En el caso de Castilla y León, incluso ha ido aumentando progresivamente la tasa neta de estudiantes en la universidad. En el 2008-2009, apenas superaba el 30 por ciento. Cuatro cursos después, ha aumentado en casi cinco puntos porcentuales.

En el curso 2009-2010, representaban el 31,8 por ciento; mientras que en el 2012-2013 se situaron en el 34,8. El pico se alcanzó en el 2011-2012, cuando el 35 por ciento de la población entre esas edades propias para cursar estos estudios estaba matriculada en algún grado, carrera o máster. En el 2010-2011, fue del 33,1 por ciento.

Con estas cifras, Castilla y León se ha situado siempre en este periodo entre las primeras regiones de un ranking encabezado año tras año por la Comunidad de Madrid. Allí también a medida que se prolongaba la crisis y la formación se ha evidenciado como clave para obtener un puesto de trabajo, la proporción ha sido mayor. Hace un lustro, era del 36,8% y ahora ya son más de cuatro de cada diez jóvenes madrileños de entre 18 y 24 años los que van a la universidad.

Con estas cifras, Castilla y León se sitúa muy por encima de la media nacional, que en el último curso del que hay datos oficiales se quedaba en el 28,6 por ciento, esto es, 14,2 puntos por debajo.

También en el conjunto de España ha ido aumentando en este tiempo el porcentaje de universitarios entre la población de 18 a 24años, aunque siempre por debajo de la tasa de Castilla y León. En el curso 2008-2009, los matriculados en la facultad no llegaban a un tercio de los jóvenes en esa franja de edad. Se quedaba en el 23,8 por ciento, según los datos del Ministerio de Educación. Paso a paso, esta proporción ha ido arañando puntos y aumentando, hasta el 28,6 por ciento del último estudio y la cifra más alta.

Triple que la «cola»

Frente a las comunidades que lideran el ranking, con Castilla y León entre ellas, otras en las que la población universitaria es muy inferior, aunque todas ellas también han seguido la tendencia creciente. Eso sí, en el extremo opuesto a las líderes, la proporción es hasta tres veces inferior.

En el curso 2012-2013, era Baleares -al igual que en los cuatro anteriores- la que se situaba a la cola. Únicamente el 11,4 por ciento de los jóvenes en esa edad que se suele ir a la universidad estaban matriculados en algún título. Y eso que la proporción ha ido aumentando. En el 2008-2009 y el siguiente ni siquiera uno de cada diez iban a la facultad.

Le sigue Castilla-La Mancha, la segunda autonomía que se ha mantenido a lo largo de este tiempo con menos proporción de universitarios. Cinco cursos atrás superaba por poco el 10%, en el último analizado se queda en el 12,6. Entonces había otras dos regiones (La Rioja y Extremadura) donde también menos de veinte de cada cien jóvenes de entre 18 y 24 años aspiraban a un título universitario. Unalista en la que hasta no hace mucho también se encontraban Canarias y Cantabria.