ENTREVISTA

«Con Memento Mori he querido homenajear a Valladolid»

El vallisoletano César Pérez Gellida desvela en esta entrevista los secretos de la novela policiaca de moda, que se convertirá en trilogía y podría terminar en el cine

El escritor César Pérez Gellida, en la Plaza Mayor de Valladolid
El escritor César Pérez Gellida, en la Plaza Mayor de Valladolid - CARLOS DE FRANCISCO
marta marciel - Valladolid - Actualizado: Guardado en: Castilla y León

La crítica alaba que es un libro que «engancha» y «mantiene en vilo al espectador hasta el final», y sus lectores cuentan los meses para conocer los dos volúmenes restantes que completan la trilogía. «Memento Mori» es una obra que se enmarca en el género de novela negra y cuya historia se desarrolla en la ciudad del Pisuerga. Los rincones de Valladolid fácilmente reconocibles por los lectores locales se mezclan con canciones de grupos como «Bunbury», «Vetusta Morla» o «Depeche Mode», que acompañan en todo momento al protagonista de esta trama policíaca. César Pérez Gellida, el autor de este fenómeno literario, ha compartido con ABC sus impresiones al respecto del éxito de su primera novela.

-«Memento Mori» supone su debut en el mundo literario, ¿esperaba esta acogida por parte del público?

-El libro está funcionando por encima de lo que esperábamos, por lo que es una gran sorpresa. Actualmente es difícil encontrar un espacio con una primera publicación porque se apuesta mucho por los autores consagrados. Sin embargo, a través de las críticas, que son las mejores noticias, y de los comentarios de los lectores, va creciendo.

-Es precisamente este «boca a boca» el que ha hecho que muchas personas conozcan la novela, ¿qué opina al respecto?

-Es una herramienta fundamental en el mundo editorial y, sobre todo, muy barata. En esta era que vivimos las redes sociales y los blogs son un gran escaparate para dar a conocer los productos. Cuando una persona descubre algo que le gusta y lo da a conocer a sus lectores desde su plataforma personal, siempre hace esfuerzos para que se sepa que ha sido el «descubridor», por lo que así llega a más personas, como ha sucedido con la novela.

-De hecho, incluso los propios personajes tienen perfiles en Twitter, ¿por qué creó este aspecto?

-Actualmente el contacto del público con el autor es mucho más cercano, y ya no hay tantas fronteras. Esto favorece la relación entre el escritor y el lector, y así se continúa con la historia mediante las redes sociales, se interactúa y hay más unión.

-¿Cómo surgió la idea de escribir esta historia tan oscura?

-No tenía experiencia como escritor y el insomnio hizo que me pusiera a imaginar una posible historia. Escribo sin guión ni argumento predeterminado, aunque sí que tenía claro que no quería un relato demasiado conductista, como suelen ser muchas de las novelas negras, quería salirme de ello, aunque no tenía pensada la historia como tal.

-El hecho de que la trama se desarrolle en Valladolid, ¿es un homenaje a la ciudad?

-Valladolid es mi ciudad, al fin y al cabo he vivido 38 años en ella y es donde se encuentran mi familia y amigos. Necesitaba conocer el entorno donde se iba a desarrollar la acción, y por comodidad escogí Valladolid, aunque bien es cierto que he querido homenajearla de esta manera. Además, he incluido partes de mi propia personalidad que tienen que ver con la cultura de la ciudad, como es la pasión por el rugby de Valladolid. Soy un gran asiduo a Pepe Rojo y me encantan los partidos entre el «Chami» y el Quesos Entrepinares.

-¿Por qué escogió lugares como el Barrio de las Delicias, Arturo Eyries o el Zero Café de la calle San Blas para situar a los personajes?

-Creo que son los rincones que encajaban en el puzzle y que acompañaban la acción que desarrollaban en ese momento los personajes. En el caso del Zero Café, era el bar perfecto para hablar de la guarida que tiene el protagonista, que se aleja del circuito de música comercial al que estamos acostumbrados.

-¿La novela puede dar pie a otras actividades culturales dentro de Valladolid que puedan servirle de promoción cultural?

-De momento, he preparado junto al fotógrafo vallisoletano Carlos de Francisco una exposición con todos los escenarios de que puede reconocer el lector. Además, me han propuesto hacer una ruta «Memento Mori» por la ciudad, para acceder a todos los lugares que aparecen en la novela, aunque es algo difícil.

Los fragmentos de las canciones y las poesías son dos aspectos fundamentales del libro, ¿por qué decidió incluirlos y relacionarlos con la mente del protagonista?

-La música y la poesía son vehículos de comunicación importantísimos. Además, necesitaba incluirlos porque el protagonista, Augusto Ledesma, es un sociópata narcisista incapaz de empatizar con los demás. Sin embargo, tiene emociones y sentimientos, y los expresa con los versos. El caso de las canciones fue porque acompañan y cuadran con la situación, aunque no todas coinciden con mis gustos personales.

-La documentación sobre asesinos en serie que arroja el libro es muy extensa, ¿cómo se preparó para plasmarla en «Memento Mori»?

-Existe muchísima información sobre asesinos en serie, tanto en la Red como en libros, ya que es un asunto escabroso que llama mucho la atención. Investigué sobre el tema para crear a Augusto Ledesma, me apetecía generar el alma de un personaje que fuese distinto. No he querido juzgar al protagonista en ningún momento, y quiero explicar su personalidad a lo largo de la trilogía, que todo tenga un por qué. No me gusta el concepto de «varita mágica» donde todo se resuelve de repente sin más.

-¿Con cuál de los personajes se identifica más y cuál de ellos le resultó más difícil describir?

-Posiblemente me identifico más con «Carapocha», a través de quien he expresado más rasgos de mi personalidad. Con Ramiro Sancho también he disfrutado, y he contado con un inspector de homicidios que me ha ayudado a entenderle y a poder expresar lo quería contar de él. Pero sin duda, el que más me ha costado es Augusto Ledesma, un asesino en serie, un sociópata egocéntrico que únicamente se preocupa de su ombligo, pero que sí que reacciona ante determinados estímulos.

-«Memento Mori» forma parte de la trilogía «Versos, canciones y trocitos de carne», ¿para cuándo está previsto el lanzamiento de la segunda y la tercera parte?

-La segunda novela verá la luz en septiembre, y la tercera parte, a la que estoy dando los últimos toques, espero que pueda llegar entre marzo y abril de 2014.

-¿Existen proyectos cinematográficos para la novela?

- A través de mi agente literario, Michael Robinson, que ha adquirido los derechos para una adaptación, se va a presentar un borrador a un productor, aunque nada es seguro. Existe una pretensión de que «Memento Mori» tenga una segunda vida en el formato audiovisual.

Toda la actualidad en portada

comentarios