«Emergencia Nacional» en Segovia
Embalse del Pontón Alto, donde se va a realizar parte del simulacro - abc
sociedad

«Emergencia Nacional» en Segovia

Actualizado:

«Las fuertes nevadas y las constantes precipitaciones generan graves inundaciones. Una avalancha de agua lleva a la rotura de una presa, que provoca sendos accidentes en un complejo petroquímico y una fábrica de combustibles para centrales nucleares». Éste es el escenario catastrófico que se simulará en la provincia de Segovia entre el 7 y el 11 de marzo en un ejercicio de «coordinación» y «entrenamiento» que pretende poner a prueba la «capacidad de respuesta» del país en caso de una emergencia nacional. Para el examen están llamados a filas más de 2.000 efectivos que tendrán que enfrentarse a incendios y nubes de gases radioactivas, explicó ayer el consejero de Fomento, Antonio Silván.

Ejercicios de extinción, rescate o desalojo figuran en el programa de este test. Será la primera vez en España que se realiza un simulacro de una emergencia desde que se desencadenan los primeros problemas hasta que se declara de «interés nacional», cuando la Comunidad Autónoma ha de ceder el mando de la situación al Gobierno que encarga la coordinación a la Unidad Militar de Emergencia. En total serán cinco días de trabajos para «practicar, conocernos, saber cómo se procede y estar preparados, porque el día que pasa no hay una segunda oportunidad», explicó el general adjunto al general jefe de la UME (Unidad Militar de Emergencias), Alberto Asarta.

Para la realización del ejercicio se ha reclamado la colaboración de la población local, a la que ayer el consejero de Fomento de Castilla y León lanzó un mensaje de tranquilidad, para que no «cunda el pánico». Bajo el nombre «Palazuelos 2013», el ejercicio concentrará un despliegue formado por efectivos de emergencias de Castilla y León, sanitarios, psicólogos, voluntarios de Cruz Roja, personal de la Agencia Estatal de Meteorología, fuerzas de seguridad, la UME y el Ejército, entre otros.