Cantabria

Cantabria

Impactantes imágenes tras un accidente en Reocín: «He vuelto a nacer»

Día 28/02/2013 - 21.00h
Temas relacionados

Tras el impacto, la barra del quitamiedos entró por encima del volante y salió por el techo. El conductor está ileso

PALOMEQUE
El accidente se ha producido en el Puente San Miguel
PALOMEQUE
El accidente se ha producido en el Puente San Miguel
PALOMEQUE
El accidente se ha producido en el Puente San Miguel
PALOMEQUE
El accidente se ha producido en el Puente San Miguel
imagen anteriorimagen siguiente

No sabe a ciencia cierta cómo acabó con un quitamiedos incrustado en su coche, de qué manera la barrera se introdujo por la luna delantera, ni cómo el acero lo atravesó por dentro, ni por qué terminó saliendo por el techo, ni, mucho menos, cómo pudo salvarse de semejante impacto. Sólo acierta a decir, una y otra vez, «he vuelto a nacer».

Su vehículo, un Wolkswagen modelo New Beetle, quedó ensartado en el guardarraíl de la cuesta del Hospital Sierrallana que conduce a Puente San Miguel (Reocín) durante buena parte de la madrugada y la mañana de ayer, para espanto de otros conductores que pasaron por allí y aliviada sorpresa de los que conocían el feliz desenlace. Su dueño, un vecino del barrio Argudín del mismo Puente San Miguel, apenas sufrió unos rasguños.

Aún conmocionado por el espectacular accidente, el dueño del coche -prefiere no desvelar su identidad- piensa que por el golpe su cuerpo se apartó de tal manera que el guardarraíl, que se introdujo precisamente por la zona del asiento del conductor, ni siquiera le rozó. Es la única tesis que acierta a entender, «supongo que el mismo impacto, al girar la curva, me habrá desplazado», dice el hombre, que aunque tiene «lagunas» que le impiden acordarse de todo, no perdió el conocimiento en ningún momento. «No recuerdo como acabé ahí», señaló, refiriéndose tanto al punto en el que terminó el coche como el lugar que ocupó el mismo dentro del vehículo.

Eran las 3.30 horas de la madrugada de ayer cuando circulaba por esta cuesta que baja desde Sierrallana hasta su pueblo y, al llegar a una curva cerrada, su coche se salió de la carretera. «¡Madre de Dios!», es lo que dijo al ver el estado en el que quedó su vehículo, tras lo cual llamó al seguro y dejó el tema en sus manos. Salió del coche por su propio pie y subió la cuesta andando para dirigirse al centro hospitalario, situado a unos quinientos metros. Una hora fue lo que tardaron en darle de alta, ya que no presentaba ningún síntoma grave. «Sólo algunas contusiones y contracturas en el cuello», dijo el accidentado, que en ese momento declinó utilizar collarín convencido de que podría seguir trabajando con normalidad. Más tarde, su hermana le convenció para acudir al médico de cabecera, quien inmediatamente le dio la baja.

Lee la noticia completa en «El Diaro Montanes».

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Lo último...
Últimos vídeos

Abogados dicen que al maquinista le podrían caer 7...

.abc.es" target="_blank" title="Ir a la tienda de ABC">Ir a la tienda de ABC

Hemeroteca

La portada de...

Un día en tu vida:

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.