Web de la Comunidad de Trabajo de los Pirineos, en la que la Generalitat describe en todo momento a Cataluña como «país»
Web de la Comunidad de Trabajo de los Pirineos, en la que la Generalitat describe en todo momento a Cataluña como «país» - abc
manipulaciones históricas

La Generalitat adjudica a los «reyes catalanes» la «conquista» del Mediterráneo

Un organismo internacional borra de su web los particulares relatos históricos que insertó el Gobierno catalán

Actualizado:

Ni Cataluña fue jamás un reino ni, por tanto, tuvo monarcas. Fue parte de la Corona de Aragón, cuyos reyes tenían entre sus títulos el ser también condes de Barcelona por ser el territorio catalán parte de sus dominios. Sin embargo, el nacionalismo catalán y la propia Generalitat lleva años tratando de adaptar su versión histórica a la idea de «nación» que ha ido labrando para sostener su discurso identitario e independista. Pero una de las plataformas que ha utilizado, la del organismo de cooperación transnacional Comunidad de Trabajo de los Pirineos, la ha acabado perdiendo por haber inoculado en ella uno de sus relatos manipulados de la historia.

Cataluña forma parte de ese ente junto a Aragón, Navarra, el País Vasco, el Principado de Andorra y las regiones francesas de Languedoc-Roussilon, Midi-Pyrénés y Aquitania. Y, aprovechando el hueco que la web de ese organismo reserva a cada uno de esos territorios, la Generalitat incluyó un apartado contando su particular versión de la historia en la que llegaba a hablar de los «reyes catalanes» y que fueron ellos los que «conquistaron Valencia, las Islas Baleares, Sicilia, Cerdeña y el Reino de Nápoles, y convirtieron Catalunya en una de las grandes potencias de la Mediterránea».

De la Corona de Aragón, ni palabra. Silenciada por completo la vinculación de Cataluña a los dominios de la Corona de Aragón, en ese relato la Generalitat se limitaba a indicar que esa región «se constituyó políticamente en el siglo XII, cuando varios condados se desvincularon de la dominación franca y se convirtieron en soberanos».

Manipulaciones históricas de esta índole no son novedad desde hace años en diversas plataformas de la Generalitat y del nacionalismo catalán. Lo novedoso es que, en este caso, esa historia reescrita por el independentismo ha venido siendo propagada por la Generalitat en la web de un organismo de cooperación internacional, del que forma parte Aragón, que cofinancia el Gobierno aragonés y que tiene su sede en la localidad oscense de Jaca.

El domingo, una información de ABC revelaba los contenidos de esa web que, según han indicado fuentes oficiales, llevaba años insertada en la página de internet de la Comunidad de Trabajo de los Pirineos. Tras la información publicada por este diario, el Gobierno aragonés elevó su queja a ese organismo internacional que, al constatar las evidencias, ha optado por eliminar de forma fulminante ese relato histórico que había insertado la Generalitat.

La presidencia de la Comunidad de Trabajo de los Pirineos es rotatoria y, acutalmente, ocupa este cargo el ministro de Asuntos Exteriores del Principado de Andorra, Gilbert Saboya.

«Nacionalidad autónoma»

En el extenso relato descriptivo que la Generalitat hace de Cataluña en esta página web, pone especial esmero en no decir que es una Comunidad autónoma más dentro de España. Prefiere definirse como «nacionalidad autónoma» que «ejerce el autogobierno dentro del Estado español» –la palabra España la evita sistemáticamente–. En lo que sí pone empeño es en repetir reiteradamente que Cataluña es «un país» que, entre otras cosas, tiene «una clara vocación internacional». Se arroga también un protagonismo especial en Europa y presume de «la contribución catalana a la construcción europea», así como de ser «puente entre el Mediterráneo y la región báltica, así como con la Europa Central y Oriental».