INFORME DE LA CÁMARA DE CUENTAS

El tranvía de Belloch hipoteca Zaragoza para 30 años con 639 millones de euros

Los pactos que el PSOE trabó con la concesionaria de las obras y que no desveló públicamente disparan el coste a 500 euros por cada centímetro de línea

La línea del tranvía de Zaragoza, de 12,8 kilómetros, entró al servicio al completo hace menos de dos años
La línea del tranvía de Zaragoza, de 12,8 kilómetros, entró al servicio al completo hace menos de dos años - FABIÁN SIMÓN
roberto pérez - Zaragoza - Actualizado: Guardado en: Aragón

Los pactos trabados entre el gobierno socialista de Juan Alberto Belloch en el Ayuntamiento de Zaragoza y las empresas a las que se adjudicó la construcción y explotación del tranvía hipotecan a la capital aragonesa en 639 millones de euros para 30 años.

La cifra nunca ha sido desvelada por el PSOE de Belloch, que durante todos estos años –el tranvía se construyó en dos fases, entre 2009 y 2013– se ha limitado a hablar del coste del tranvía refiriéndose exclusivamente a lo que tenía que invertirse en construirlo y a las subvenciones directas a las obras, que alcanzaron los 128,7 millones de euros, aportados a medias entre el Consistorio y el Gobierno aragonés, fruto del pacto alcanzado entre ambas instituciones cuando el PSOE también estaba al frente del Ejecutivo autónomo.

Sin embargo, esas subvenciones para las obras son solo una pequeña parte de lo que en realidad tendrá que desembolsarse con cargo a las arcas públicas hasta el año 2044. Porque los acuerdos trabados con las empresas del tranvía por el gobierno municipal de Belloch se extienden hasta ese año.

Finalizada la construcción de la línea comenzó su explotación comercial. De ella se encarga una sociedad mixta (público-privada) denomianda Los Tranvías de Zaragoza S.A. (Traza) en la que el Ayuntamiento tiene el 20% del accionariado. El resto se reparte entre socios privados: las empresas CAF, Tuzsa, FCC, Acciona, Ibercaja y Concessia.

Un informe de la Cámara de Cuentas de Aragón, al que ha tenido acceso ABC, desgrana al detalle las obligaciones económicas que el gobierno de Belloch alcanzó en 2009 con sus socios privados del tranvía. Y esas ventajosas condiciones establecen, entre otras cosas, millonarias subvenciones anuales para garantizar a los inversores que, por la explotación del tranvía, nunca tendrán pérdidas económicas o, de existir, serán muy reducidas.

Además de los 128,7 millones de fondos públicos con los que se subvencionaron las obras de construcción, cuando se constituyó la sociedad Traza el Ayuntamiento le desembolsó otros 11,28 millones de euros. Y, además de todo eso, año tras año el Consistorio se obliga, hasta el año 2044, a seguir aportando fondos directos en beneficio de la sociedad controlada por las empresas que forman parte de Traza S.A.: en total, 499,11 millones de euros adicionales hasta dentro de 30 años.

De todo eso sale una cifra de conjunto de 639 millones de euros de fondos públicos «hipotecados» en un tranvía de 12,8 kilómetros de longitud de línea. Así que cada centímetro de raíles deja un coste de 500 euros con cargo a las arcas públicas.

El informe desvelado por ABC se produce en plena polémica por el tranvía, un proyecto controvertido desde su origen, que el alcalde Belloch decidió sacar adelante contra viento y marea, y sobre al que ahora planea la sombra de sospecha por irregularidades económicas durante su construcción. A ellas apuntó hace escasos días un trabajador de la empresa Acciona, testigo de cargo en la macrocausa por corrupción en la empresa autonómica Plaza (Plataforma Logística de Zaragoza) durante la era del PSOE, y que también estuvo vinculado en las obras del tranvía.

Mientras tanto, el Tribunal de Cuentas abrió hace tiempo una investigación para fiscalizar específicamente el proyecto del tranvía de Zaragoza –junto a los de otras ciudades españolas– y, además, ya hay abierta una causa judicial por supuestas anomalías económicas en otros aspectos de las obras de esta línea.

Toda la actualidad en portada

comentarios