economía

La constructora alicantina Ecisa incorpora a un accionista qatarí por 40 millones

Al-Alfia, propiedad de la familia real qatarí, adquiere una participación del 25% en la rama constructora de la empresa

Imagen de una obra de Ecisa en Qatar
Imagen de una obra de Ecisa en Qatar - abc

La constructora española Ecisa afianza su estrategia de internacionalización con la incorporación de un accionista qatarí, la compañía Al-Alfia, en una operación de ampliación de capital que ronda los 40 millones de euros.

Según un comunicado de la constructora con sede en Alicante, Al-Alfia, propiedad de la familia real qatarí, adquiere una participación del 25% en la rama constructora de Ecisa (Ecisa Compañía General de Construcciones SA) y un 51% de las acciones de la filial con la que la empresa opera en Qatar desde hace 7 años (Harinsa Qatar).

El director general Internacional de Ecisa, Enrique Peláez Robles, ha destacado la «fortaleza» que proporciona la operación, al multiplicar tanto la capacidad financiera como la diversificación de actuación en España y en el exterior.

A la especialización en proyectos vinculados al agua, la edificación e infraestructuras ferroviarias y aeroportuarias, Ecisa sumará ahora la experiencia de Al-Alfia en la industria petrolífera y gasística en Oriente Medio y Australia.

«Es un hito para nuestra empresa porque supone un reconocimiento al trabajo bien hecho por parte de Ecisa y todo su equipo, al encontrar un aliado que nos facilitará desarrollar más proyectos en cualquier parte del mundo», ha sostenido el director general Internacional.

Los propietarios de Ecisa, la familia Peláez, han firmado la operación esta mañana en Madrid, de manera que Al-Alfia se convierte en socio del grupo y en accionista mayoritario en el principal mercado exterior de la constructora, Qatar, donde es preciso contar con una empresa local como socia para trabajar en el territorio.

El principal destino de los nuevos fondos será el impulso al desarrollo internacional de Ecisa, donde tiene una apuesta clara por la edificación de rascacielos y por el sector ferroviario en los próximos años.

En estas áreas, la constructora alicantina cuenta con experiencia y competitividad como lo refleja que actualmente desarrolle obras en Portugal, Irlanda, Taiwán, Mozambique, Chile, Argelia y Marruecos, además de Qatar y España, con unos 1.600 empleados.

El objetivo ahora es centrarse en proyectos de alto valor añadido, como la edificación singular, infraestructuras ferroviarias, aeroportuarias o hidráulicas, y extender el campo a otras construcciones vinculadas a los hidrocarburos, un sector de futuro con amplias oportunidades en los cinco continentes.

Para el presidente de Ecisa, Manuel Peláez Robles, «esta alianza supone complementar las fortalezas intrínsecas de ambas empresas».

«Con la incorporación de Al-Alfia podemos ampliar nuestra oferta hacia nuevos sectores como el petróleo y el gas y, con el apoyo de nuestro nuevo socio, penetrar en nuevos mercados en cualquier parte del mundo», ha resaltado.

Tras esta operación, Ecisa ha puesto en marcha un nuevo plan de negocio en el que tendrá especial relevancia la expansión internacional y con el que los directivos de la empresa esperan superar los 300 millones de euros en ventas en 2018, lo que supondría casi triplicar la cifra de negocio con respecto a 2013, que fue de 111 millones.

Ecisa fue creada hace 46 años por Manuel Peláez Castillo, fallecido el pasado abril a los 76 años y padre de los actuales gestores, y actualmente cuenta con una cartera de obras pendientes de ejecutar de unos 500 millones de euros, de los que el 80 por ciento corresponden a proyectos internacionales.

Según el comunicado de Ecisa, el director de Fusiones y Adquisiciones de Al-Alfia Holdings, Andrew Wright, ha explicado que su grupo busca crecer mediante la inversión en negocios complementarios y a través de "alianzas estratégicas" para operar tanto en Qatar como en otros países.

Toda la actualidad en portada

comentarios