Alicante / «marketing on line para pymes»

Los retos de un emprendedor «online»: entre el éxito y el fracaso

Día 29/04/2014 - 17.11h

Javier Echaleku, emprendedor alicantino volcado en el mundo del «ecommerce» desde hace 10 años, habla de su experiencia

Hay quien emprende por pura necesidad, hay quien emprende para buscar una salida en el autoempleo, y hay quien emprende por pura y dura vocación. Emprender, sin duda, está más de moda que nunca. Y todavía más si hablamos de emprender «online».

Sin embargo, más allá del furor o la necesidad actual de emprender, hoy me gustaría hablar de esos emprendedores que lo son por pura vocación, que han dedicado toda su trayectoria a emprender y que a lo largo de los años han experimentado tanto los éxitos como los fracasos. Porque, efectivamente, emprender no es fácil, es una carrera de fondo. Dentro y fuera de internet, y por mucho que todavía haya quien piense que en la Red todo es coser y cantar.

Para hablar de todo esto, de los retos de emprender, he contado en esta ocasión con la colaboración de Javier Echaleku, un alicantino con 22 años de experiencia en la aventura de emprender, a quien directamente se le podría considerar como un emprendedor en serie, para que comparta con nosotros su historia y sus proyectos.

Una historia que refleja en primera persona las satisfacciones y los sinsabores del emprendedor. Javier es hoy un emprendedor de éxito, pero no tiene ningún reparo en reconocer que en su trayectoria ha habido de todo y que incluso se llegó a arruinar emprendiendo.

«En estos últimos años, he visto cómo empezó Internet, cómo el Marketing y el mundo de la empresa han ido cambiando hasta límites impensables, he soñado con el futuro varias veces y he comprendido que el cambio que se está produciendo hoy es cada vez más inevitable, más veloz y más apasionante. Y que es necesario tener una visión de mucha amplitud para comprender y gestionar estos cambios tan globales», afirma Javier Echaleku.

La necesidad de emprender

Actualmente y desde 2008, Javier está metido de lleno en el mundo del ecommerce con su propia agencia, Kuombo, desde donde desarrolla estrategias globales para ayudar a los negocios que contratan sus servicios a vender más y mejor en Internet. Con sede central en Valencia, Kuombo tiene asimismo oficinas en Madrid. Por otro lado, Echaleku es conferenciante y formador en temas de ecommerce y emprendimiento en varias escuelas de negocio españolas.

Pero, ya mucho antes de eso, antes incluso de que Internet hiciera acto de presencia, Javier ya tenía el gusanillo por emprender. «Cuando me preguntan por qué soy emprendedor, nunca sé bien qué contestar, supongo que es una especia de necesidad que siempre ha estado ahí: lo soy y punto», nos cuenta Javier, que recuerda que su primera experiencia como emprendedor fue cuando apenas tenía 18 años, en este caso «offline» y como vendedor autónomo de productos para comercio y hostelería.

Pronto Internet haría su aparición y Javier fue de los que vio muy claras desde el principio todas sus posibilidades, y en 1998 se lanzó, a través de su propio estudio creativo, al desarrollo web para clientes. «En ese momento, por supuesto, las webs eran 1.0 y totalmente prehistóricas. Otro mundo, pero ya entonces muy apasionante», recuerda.

Tras participar en la creación de varios portales e intranet, el nacimiento del comercio electrónico, en 2001, le pilló en primera línea de batalla, empezando ya desde los mismos comienzos del comercio electrónico a desarrollar y plantear tiendas online.

Entre los años 1999 y 2006, participó, entre otros muchos proyectos, en los primeros pasos que la reconocida firma de calzado Panama Jack dio dentro de Internet y en la gestación de una intranet colaborativa para la empresa Tempe (del grupo Inditex) que pretendía unir a través de Internet todas las áreas de trabajo, desde el diseño hasta la venta.

Esta colaboración con el grupo Inditex fue precisamente la semilla del que sería su siguiente proyecto como emprendedor, Proyecto Illice, mediante el que creó un gran portal web colaborativo propio, del sector del calzado, con el que a través de Internet los diseñadores realizaban los prototipos, los comerciales cotizaban los costes con las fábricas y negociaban los precios con los clientes, el departamento de administración tramitaba las facturas, y los propietarios teníamos una visión global del negocio desde cualquier sitio con una conexión a Internet. Un proyecto ambicioso en unos tiempos en los que Internet todavía no era lo que es hoy día.

Los momentos difíciles

Y de la actividad intensa a su primer gran revés como emprendedor. Corría el año 2006, antes todavía de que la crisis económica apareciera en escena, cuando Javier, como él mismo confiesa, atravesó una importante crisis financiera. Por aquel entonces, tuvo que aparcar su faceta de emprendedor y se orientó como trabajador por cuenta ajena en una empresa de telefonía.

Dos años después, y tras comprender durante su periodo en la empresa de telefonía la importancia que estaba adquiriendo la movilidad para Internet y para las empresas, estaba preparado para volver a emprender de nuevo. En ese momento, los mercados estaban en plena caída libre: la crisis económica empezaba a mostrar su peor cara. Pero Javier no dudó en tirar hacia adelante y fundó entonces Logocomunica, un proyecto que comenzó como una empresa de hosting y que hoy en día es Kuombo, una empresa dedicada a la consultoría de comercio electrónico que cuenta con 20 trabajadores y que, desde 2008, ha participado en el desarrollo de más de cien proyectos de ecommerce de todos los tamaños.

Aunque Kuombo es su proyecto principal, ahí no se detuvieron sus ganas de seguir emprendiendo. Dentro de lo que entonces era Logocomunica, lanzó varias tiendas online propias como yoloflipo.com y loisonline.com (que posteriormente vendió a la propia firma Lois). Y en 2011 se embarcó junto a otros dos socios en una tienda online de calzado, con más de 50 marcas y 3.000 referencias que posteriormente también vendió a uno de los socios.

¿El próximo proyecto? Sin duda, lo habrá. Porque Javier es de esos emprendedores que, como el mismo comenta, necesita alimentarse de nuevos proyectos. Para bien y para mal.

A menudo solo llegamos a conocer los éxitos de quien emprende y nos puede dar la impresión de que quien lo tiene o lo ha tenido es por suerte o simplemente porque sí. La visión y la historia de Javier, a quien le honra hablar sin tapujos de sus momentos menos buenos, sin duda reflejan lo que realmente supone emprender, tanto dentro como fuera de la Red: éxitos, fracasos, satisfacciones, dificultades. Y vuelta a empezar.

Artículo escrito por Javier Gosende, consultor seo y formador en marketing online.

Compartir

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.