La ministra de Fomento, en un momento de la visita
La ministra de Fomento, en un momento de la visita - efe
infraestructuras

Así será el túnel del AVE Alicante-Murcia

Fomento excava bajo la Sierra de Callosa un túnel de más de dos kilómetros que permitirá unir la Vega Baja con Murcia

Actualizado:

La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha asistido hoy al cale del túnel de Callosa de Segura (Alicante), que se encuentra dentro del tramo San Isidro-Orihuela (9,6 km), correspondiente a las obras de la Línea de Alta Velocidad Madrid-Comunidad Valenciana-Región de Murcia. El cale del túnel de Callosa representa un paso importante hacia la conexión de las comarcas alicantinas del Bajo Vinalopó y la Vega Baja, así como de la Región de Murcia, a la Alta Velocidad.

Cuando las obras estén terminadas, los tiempos de viaje por tren entre Madrid y Elche, así como entre Madrid y Murcia, quedarán establecidos en el entorno de las 2 horas y 10 minutos, en el primero de los casos, y de las 2 horas y 25 minutos, en el segundo.

El túnel de Callosa, de 2.050 metros de longitud, se localiza en los términos municipales de San Isidro, Callosa de Segura, Cox, Redován y Orihuela, y cruza la Sierra de Callosa con un trazado de dirección norte-sur. Precisamente por su ubicación se ha hecho necesaria una serie de actuaciones medioambientales y de integración paisajística para la sierra de Callosa, además de acordar con el Consell las medidas a tomar para evitar afecciones a la flora y la fauna protegidas.

Método austriaco de excavación

La excavación se desarrolla en un macizo rocoso formado casi en su totalidad por calizas, con tramos minoritarios de filitas, esquistos y areniscas. Se efectúa según el nuevo método austriaco, mediante un sistema mixto de empleo de explosivos y excavación con rozadora. Se utiliza una rozadora de 135 toneladas de peso, 18,2 metros de longitud y 4,8 metros de altura.

Según el nuevo método, la excavación se realiza en dos fases, la de avance, en la que se excava la parte superior del túnel o bóveda y, tras completar cada sección, se refuerza con hormigón; y la de destroza, en la que se excava la parte inferior. El cale recién terminado supone el fin de la primera fase.