Fatime Hassan, refugiada que huye de la violencia de Boko Haram, posa para una fotografía en el campo de refugiados de Darnaim, en Chad
Fatime Hassan, refugiada que huye de la violencia de Boko Haram, posa para una fotografía en el campo de refugiados de Darnaim, en Chad - REUTERS

La violencia de Boko Haram desplaza a un millón y medio de niños en África

Un informe de Unicef desvela que el terrorismo de Boko Haram está teniendo un efecto especialmente devastador sobre la población infantil de Nigeria, Camerún, Chad y Níger

DAKARActualizado:

Cerca de un millón y medio de niños se han visto obligados a abandonar sus hogares por la violencia que ejerce el grupo yihadista nigeriano Boko Haram en los países de la cuenca del lago Chad, ha revelado este jueves Unicef.

Además, otro millón de menores se encuentran atrapados en zonas de difícil acceso.

Según el informe «Children on the move, children left behind» («Niños en movimiento, niños dejados atrás») el terrorismo de Boko Haram está teniendo un efecto especialmente devastador sobre la población infantil de Nigeria, Camerún, Chad y Níger.

«Además de los 2,6 millones de personas desplazadas en la actualidad, se teme que otros 2,2 millones de personas - más de la mitad de ellos, niños- estén atrapados en zonas bajo el control de Boko Haram y necesiten ayuda humanitaria», advierte el informe.

Destaca también que 38 niños han sido utilizados para llevar a cabo ataques suicidas en la cuenca del lago Chad en lo que va de año, elevando a 86 el número total de niños forzados con el mismo fin desde 2014.

Unos 475.000 niños en toda la región del lago Chad sufren desnutrición aguda grave este año, frente a los 175.000 que ya la sufrían a principios del año, añade.

La mayoría de la población desplazada -unas ocho de cada diez personas- se aloja con las familias y vecinos, lo que implica una presión adicional sobre algunas de las comunidades más pobres del mundo, subraya el documento.

«La crisis del lago Chad es una crisis que afecta a la infancia y debería ocupar un lugar prioritario en la Agenda Global de Migraciones», afirma Manuel Fontaine, director regional de UNICEF para África Occidental y Central.

UNICEF ha recibido solo el 13 % de los 308 millones de dólares (273 millones de euros) que necesita para prestar asistencia a las familias afectadas por la violencia de Boko Haram en Nigeria, Níger, Chad y Camerún, recalca el informe, que apremia a la comunidad internacional a intensificar su apoyo.