imagen de uno de los edificios que le suponen beneficios a Trump en Estambul
imagen de uno de los edificios que le suponen beneficios a Trump en Estambul - AFP

Los vínculos comerciales de Trump con siete países musulmanes que no ha vetado

El presidente de EE.UU. tiene negocios en países como Arabia Saudí, Turquía, Egipto o Emiratos Árabes Unidos

MADRIDActualizado:

El pasado viernes el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó una orden ejecutiva prohibiendo la entrada al país a los ciudadanos nacidos en siete países: Libia, Siria, Irak, Irán, Sudán, Somalia y Yemen. La razón esgrimida: motivos de seguridad. Todos estos países tienen mayoría musulmana, y muchos de ellos son víctimas principales de esos ataques terroristas de los que Trump quiere defender a los ciudadanos estadounidenses.

Según una información publicada por la CNN, ninguna persona, incluidos refugiados, que tuviera una de esas siete nacionalidades ha matado a nadie en suelo estadounidense en los últimos 40 años. Y tan solo 17, procedentes de alguno de esos países, ha sido condenado por su participación en un atentado o intento de ataque terrorista en el mismo periodo de tiempo.

Estos datos contrastan con otra realidad que parece que Trump no ve o no quiere ver y que ha dejado patente al no incluir en esa lista a otros países, de mayoría musulmana, cuyas estadísticas de peligrosidad son mucho más elevadas. Es un hecho que varios de los terroristas -incluido el ideólogo, Bin Laden- que participaron en el ataque a las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001 eran de Arabía Saudí, país que no ha sido incluido en la prohibición, así como de Emiratos Árabes Unidos. De Egipto era uno de los cabecillas de los ataques, Mohammed Atta. Tampoco ha sido incluido Turquía, que ha sufrido numerosos atentados en los últimos años.

Según la publicación Bloomberg, su exclusión se debería a que Trump tiene intereses comerciales en estos países (tiene vinculos con una veintena de estados en todo el mundo). Lo que vuelve a sacar a la luz uno de los grandes problemas -el conflicto de intereses- a los que se enfrenta el millonario presidente, y que ha querido esquivar escenificando un traspaso de poderes de sus negocios a sus hijos Eric y Donald Jr. Pero que en la práctica la duda permanece, más todavía después de que Trump anunciara durante el mes de enero que su intención era la de triplicar su número de hoteles.

En rojo, aparecen señalados los países vetados; en amarillo, los que no y tienen vínculos comerciales de algún tipo con Donald Trump
En rojo, aparecen señalados los países vetados; en amarillo, los que no y tienen vínculos comerciales de algún tipo con Donald Trump- BLOOMBERG

Siete países sin veto

En Arabia Saudí, Trump tendría relaciones comerciales en la segunda ciudad más importante del país, Jeddah, cerca de la Meca, según publica Bloomberg. Mientras que en Emiratos Árabes Unidos, tiene un campo de golf en Dubai, y está en desarrollo otro que estará diseñado por Tiger Woods.

En Estambul, Turquía, Trump ha cedido la licencia para utilizar su nombre en dos edificios de lujo que llevan su nombre, y que le reportan al año cinco millones de dólares.

En Egipto tiene funcionando dos empresas: Trump Marks Egypt y Trump Marks Egypt LLC; mientras que Azerbaiyán, donde el 95% de la población es musulmán, se ha terminado de contruir un hotel y una torre en Bakú, la capital, que estaba previsto que tenía licencia nombre del presidente, pero que según informa Bloomber podría haber caducado el pasado mes de diciembre.

En Indonesia, el país con más musulmanes en el mundo, tiene previsto abrir un hotel y una torre en la ciudades de Lido y Bali. Por último, en India, Trump tendría vinculos con varias compañías y habría dado licencia para usar su nombre en algún hotel en Bombay, Pune y Calcuta.