Seguidoers de Saakashvili, detenido ayer en un restaurante de Kiev, protestaron cerca de la sede presidencial de Kiev - EFE

Ucrania deporta a Polonia a Mijaíl Saakashvili

CORRESPONSAL EN MOSCÚActualizado:

El plante que el expresidente georgiano, Mijaíl Saakashvili, comenzó hace cinco meses, penetrando por la fuerza en territorio ucraniano y desafiando así a las autoridades de Kiev, ha tocado a su fin. Agentes de los servicios de seguridad ucranianos detuvieron a Saakashvili en un restaurante, lo llevaron al aeropuerto y lo metieron en un avión con destino a Varsovia.

Termina así una rocambolesca aventura que ha mantenido en ascuas al presidente Piotr Poroshenko. El antiguo presidente de Georgia y exgobernador de la región ucraniana de Odessa, otrora fiel colaborador de Poroshenko, parece que llevó demasiado lejos su lucha contra la corrupción en Ucrania. No sólo fue destituido como jefe de Odessa, sino que además le fue retirada la nacionalidad ucraniana. Antes había perdido ya la suya de origen, la georgiana.

Así que Saakashvili decidió, con la ayuda de sus partidarios, regresar a Ucrania el pasado 10 de septiembre y lo hizo por las bravas y con bronca. Entró en Ucrania desde Polonia en avalancha con varias centenares de seguidores y los guardias fronterizos no pudieron hacer nada para impedirlo.

Regreso a Kiev

Una vez en Kiev, organizó manifestaciones exigiendo la dimisión de Poroshenko y el Gobierno, a quienes acusa de no hacer nada contra la corrupción y de estar hundiendo la economía del país. A comienzos de diciembre, el SBU, los servicios secretos ucranianos, intentaron sin éxito arrestarle. Entonces también fue arropado por sus seguidores. Volvió a ser detenido e incluso acusado de preparar un «golpe de Estado», pero un juez ordenó su puesta en libertad.

Tras tener que abandonar Georgia, Saakashvili, enemigo acérrimo del presidente ruso, Vladímir Putin, se puso al servicio de la dirección ucraniana surgida tras la caída de Víctor Yanukóvich, en febrero de 2014, consecuencia de la denominada revuelta del Maidán. Poroshenko nombró a Saakashvili consejero y luego le confió la dirección de la estratégica región de Odessa, pero las discrepancias entre ambos se exacerbaron, sobre todo en lo relativo a los métodos a emplear contra la corrupción, y terminaron arruinando la relación.

Saakashvili nació el 21 de diciembre de 1967 en Tiflis, la capital de Georgia. Estudió en Ucrania, en la misma universidad que Poroshenko. Después, mejoró su formación jurídica en Estrasburgo, Florencia y se doctoró en la Universidad estadounidense, George Washington. Con menos de 30 años, era ya un próspero hombre de negocios con oficina en Nueva York, en Manhattan. Participó en la «Revolución de las Rosas», que derrocó a Eduard Shevardnadze en 2003, y dirigió Georgia hasta noviembre de 2013.