Internacional

El «Trumpcare» dejaría a 24 millones de estadounidenses sin seguro médico en una década

El presidente estadounidense, Donald Trump (c), habla antes de firmar una orden ejecutiva titulada «Plan Integral para la Reorganización del Poder Ejecutivo», después de firmarla en la Casa Blanca, en Washington, Estados Unidos, hoy, 13 de marzo de 2017 - EFE

La propuesta republicana para derogar y sustituir el Obamacare elevaría en 14 millones de personas el número de personas sin cobertura médica en EE.UU. el próximo año y en 24 millones en 2026. Así lo asegura un estudio de la Oficina Presupuestaria del Congreso dado a conocer este lunes. El número total de personas sin seguro en el plazo de una década se situaría en 52 millones de personas, frente a los 28 millones que habría bajo el actual sistema, señala el informe.

Por el contrario, el plan de los republicanos permitiría reducir el déficit federal en 337.000 millones de dólares.

Según el documento, las reducciones en la cobertura de seguro entre 2018 y 2026 provendrían en buena parte de los cambios en la inscripción a Medicaid, el sistema para ayudar a las personas con menos recursos, "porque algunos estados frenarían su expansión y algunos estados que la hubieran ampliado en el futuro elegirían no hacerlo", indica.

La Oficina Presupuestaria es un organismo independiente que emite valoraciones económicas y de costes sobre las iniciativas de los legisladores. Precisamente, una de las críticas que venían lanzando los miembros de la oposición demócrata desde que el lunes de la semana pasada se presentó el proyecto fue que se había hecho antes de contar con este estudio.

El “Trumpcare”, como se ha llamado el plan de los republicanos respaldado por el presidente estadounidense, ha pasado hasta ahora el trámite por dos comités de la Cámara de Representantes, el de Medios y Arbitrios y el de Energía y Comercio, y en los próximas semanas está previsto que pase al Pleno.

No obstante, las mayores dificultades para que salga adelante se esperan en el Senado. El proyecto no solo se topa con la resistencia en el ámbito de los demócratas, sino que tanto republicanos moderados como conservadores lo han criticado, aunque por razones distintas. Unos por considerar que se va a dejar en la estacada a numerosos ciudadanos y los otros por entender que se trata tan solo de un retoque del Obamacare.

En cualquier caso, habrá que ver el impacto que tiene ahora este informe de la Oficina Presupuestaria en los debates dentro y fuera del Congreso.

El plan republicano sustituye las ayudas basadas en el nivel de ingresos introducidas por la legislación promovida por Obama por unas deducciones fiscales en función de la edad para la adquisición de seguros. Además, entre otras medidas, limita la expansión de Medicaid en los estados y acaba con las penalizaciones por no contratar un seguro, si bien permite que las compañías puedan elevar un 30% el precio si se está dos meses sin cobertura.

Trump: "Los costes de los seguros bajarán"

En una reunión mantenida este mismo lunes en la Casa Blanca con “víctimas” de la actual ley, Trump urgió la aprobación del nuevo sistema y auguró que los costes de los seguros bajarían notablemente. “Más competencia y menos regulación hará descender el coste de la asistencia”, explicó.

El secretario de Salud y Servicios Humanos, Tom Price, ha discrepado “enérgicamente” de la valoración de la Oficina Presupuestaria. Según ha explicado a la entrada a la Casa Blanca, señalado que el informe no ha tenido en cuenta los cambios regulatorios ni las ayuda a los estados que la Administración considera que permitirá una expansión de la cobertura de salud.

Por su parte, la líder de los demócratas en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, ha asegurado que el informe de la Oficina Presupuestaria pone de manifiesto que los republicanos solo pretendían con su propuesta “recortar impuestos a los ricos, sin importar cuántos lo sufrirían”.

Toda la actualidad en portada

comentarios