El presidente de EE.UU., Donald Trump, y el hasta el martes director del FBI, James Comey
El presidente de EE.UU., Donald Trump, y el hasta el martes director del FBI, James Comey - Reuters

Trump defiende la destitución del director del FBI: «Perdió la confianza de casi todos en Washington»

El presidente de EE.UU. asegura que demócratas y republicanos se lo acabarán «agradeciendo» y que el sustituto de Comey hará un trabajo «mucho mejor»

MadridActualizado:

El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha defendido este miércoles la destitución del director del FBI, James Comey, una decisión que ha convulsionado de nuevo la vida política en el ya agitado mandato presidencial. Comey dirigía la investigación de los vínculos de la Rusia de Vladímir Putin con la campaña de Trump para las elecciones de 2016.

En una serie de mensajes en Twitter, su medio preferido para dirigirse al país, Trump ha asegurado que el hasta este martes director de la Oficina Federal de Investigación había «perdido la confianza de casi todos en Washington, tanto republicanos como demócratas. Cuando las cosas se calmen, me lo agradecerán!», ha augurado.

En el caso de los demócratas, según recuerda en otro de sus tuits matutinos, «han dicho algunas de las peores cosas de James Comey, incluyendo el hecho de que debería ser despedido, ¡pero ahora actuán de manera patética!»

Según Trump, Comey será sustituido por «alguien que hará un trabajo mucho mejor, devolviendo el espíritu y el prestigio al FBI».

El presidente estadounidense se ha cebado con el senador demócrata Richard Blumenthal, que había criticado el cese del director de la Oficina Federal de Investigación, asegurando que provocaba una «crisis constitucional». Verle hablar de Comey «es una broma», ataca Trump. «Richie», como se refiere a él en uno de los mensajes, «ideó uno de los mayores fraudes militares en la historia de EE.UU.», denucia. En este sentido, asegura que habló de su gran coraje y conquistas en Vietnam «salvo que no estuvo allí jamás» y «cuando le pillaron, lloraba como un bebé y rogaba perdón... Y ahora es juez y jurado. Debería ser el investigado por estos hechos», remachó.

En medio de esta tormenta, Trump recibirá precisamente este miércoles en la Casa Blanca al ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov.