Theresa May, reunida este jueves en Londres con víctimas de violencia doméstica
Theresa May, reunida este jueves en Londres con víctimas de violencia doméstica - Reuters

May tomará represalias si Rusia es culpable de envenenar a Skripal

Se especula con que el veneno usado no sea VX ni gas sarín, sino otro mucho más nocivo

Corresponsal en LondresActualizado:

Theresa May se mostró decidida este jueves a tomar serias medidas contra Rusia si se demuestra que estuvo detrás del envenenamiento con un gas nervioso del exespía Sergei Srkipal. «Haremos lo que sea apropiado, haremos lo correcto, si se demuestra que fue (un intento de asesinato) promovido por el Estado», aseguró la primera ministra británica en una entrevista en televisión cuando se le preguntó si entre las medidas contundentes que planea aplicar su Ejecutivo estaría la de expulsar al embajador ruso en Reino Unido.

Pero antes, puntualizó, «hay que dar espacio y tiempo a los cuerpos policiales; la decisión se tomará en el momento correcto y cuando tengamos todas las pruebas». Esta es la primera vez que May se refiere al caso del exagente ruso, que continúa luchando por su vida ingresado junto a su hija en estado crítico tras haber sido envenenados con un gas nervioso cuyos detalles las autoridades se han negado a revelar aún.

May habló poco después de que la ministra del Interior, Amber Rudd, se sometiera a una sesión de preguntas en el Parlamento británico, en medio de las críticas constantes de varios diputados que señalaron directamente a Rusia como culpable y que pidieron, incluso, reabrir decenas de investigaciones sobre las muertes de varios exiliados rusos en Gran Bretaña en extrañas condiciones. Rudd se negó a hacerlo e instó a los parlamentarios a mantener la cabeza fría. «Responderemos de manera contundente y apropiada una vez que hayamos determinado quién fue el responsable», remachó. Aunque tachó de «descarado y peligroso» lo que denominó un «intento de asesinato cometido de la forma más indignante y cruel posible». La titular de Interior, además, confirmó que el policía afectado por el gas, el sargento Nick Bailey, mejora y, a pesar de continuar en esta grave, ya se encuentra consciente y ha empezado a hablar.

Casa acordonada

Las pesquisas se centran ahora en conocer los pasos previos del exespía. Los servicios policiales trabajan en todos los lugares conocidos en los que Skripal estuvo horas antes de su envenenamiento, incluida su casa, completamente acordonada.

Mientras, siguen las especulaciones sobre el gas nervioso utilizado. Todo apuntaba en un principio, según varios medios al VX o al gas sarín, dos sustancias consideradas como «armas de destrucción masiva» por la ONU. En las últimas horas y, según la BBC que cita una fuente de la investigación, no se trataría de ninguna de estas y sí de un agente mucho más complejo y no tan conocido.

El otro gran foco de las indagaciones se centra en el por qué del intento de asesinato. Y para ello es necesario reconstruir la vida del exespía ruso en la localidad de Salisbury, donde residía y tuvo lugar el suceso. Se investigan todos los aspectos posibles, desde sus amistades a cualquier posible vínculo con los servicios secretos británicos. «The Telegraph» apunta como causa la relación estrecha que Skripal mantendría con Christopher Steele, el ex agente del MI6, que compiló un dossier en el que detallaba los supuestos lazo entre Donald Trump y el Kremlin.