Internacional

Los tártaros de Crimea conmemoran el 72 aniversario de su deportación

El presidente Poroshenko se compromete a otorgarles el derecho constitucional a crear una autonomía en la península, ocupada por Rusia

Conmemoración de la deportación en el distrito crimeano de Bakhchysarai
Conmemoración de la deportación en el distrito crimeano de Bakhchysarai - REUTERS
RAFAEL M. MAÑUECO Moscú - Actualizado: Guardado en: Internacional

Diversos eventos tuvieron lugar ayer en Ucrania en recuerdo de los más de 200.000 tártaros que a partir del 18 de mayo de 1944 empezaron a ser deportados desde Crimea a Asia Central y Siberia por orden del dictador soviético, Iósif Stalin. La mayor parte de ellos perecieron debido a la escasa alimentación, las enfermedades y las duras condiciones climáticas. Stalin les acusó de colaboracionismo con los nazis. Hoy día, los tártaros de Crimea vuelven a ser perseguidos en su propia tierra por no reconocer que la península pertenece a Rusia.

El acto principal en recuerdo de aquellas trágicas deportaciones tuvo lugar ayer en Kiev en el Teatro Nacional de la Opera, a donde acudió el presidente del país, Piotr Poroshenko, para prometer una enmienda constitucional que reconozca a los tártaros su derecho a crear una autonomía en Crimea. "Aunque tarde, Ucrania ha comprendido que deben poder ejercer el derecho a la autodeterminación con los mismas prerrogativas que los ucranianos y rusos que viven en la península", dijo Poroshenko en su intervención. El problema es que Rusia, país en cuyas manos se encuentra Crimea desde su anexión en marzo de 2014, ha venido rechazando desde el principio tal posibilidad.

Oídos sordos

Durante el homenaje a las víctimas de las deportaciones de hace 72 años se guardó un minuto de silencio. Entre los asistentes estaba también Jamala, la cantante ucraniana de origen tártaro que ganó el pasado sábado el Festival de Eurovisión, precisamente con el tema, "1944", que evoca los sufrimientos de sus antepasados al ser expulsados de Crimea. Jamala fue condecorada el martes por el presidente ucraniano y recibida en Kiev como una auténtica héroe nacional. Su victoria en Eurovisión ha enconado todavía más las ya pésimas relaciones entre Ucrania y Rusia. En Moscú consideran que quedó la primera, no por méritos musicales, sino gracias a una manipulación "politizada" de los votos.

Los tártaros se reunieron también en otras ciudades de Ucrania y en las localidades de Guenichesk y Chongar, junto a la frontera con Crimea. En sendos mítines, exigieron la devolución de Crimea a Ucrania y la creación en su seno de una región autónoma para ellos. Denunciaron también la persecución que sufren actualmente los tártaros por parte de las autoridades rusas.

Sus medios de comunicación han sido clausurados y, en abril, el Tribunal Supremo de Crimea prohibió la actividad del Medzhlis, la asamblea de los tártaros, calificada de "órgano extremista" por negarse a admitir que Crimea está bajo soberanía rusa. Además, el presidente del Medzhlis, Rafat Chubárov, y su antecesor en el cargo, Mustafá Dzhemílev, fueron expulsados de la península, están exiliados en Kiev y no podrán regresar a Rusia por lo menos en cinco años. Este año la ONU ha vuelto a llamar la atención sobre los encarcelamientos arbitrarios de tártaros en Crimea, la represión que padecen y la intimidación a la que están siendo sometidos.

Chubárov dijo a la radio Eco de Moscú que los tártaros no pudieron organizar ayer ningún acto en Crimea, aunque sí celebraron actos religiosos en las mezquitas en recuerdo de las deportaciones. Moscú, no obstante, ha promovido la apertura de un memorial en recuerdo de los tártaros represaliados en 1944 que no estará construido del todo hasta 2019. Ayer se instaló en su futuro emplazamiento un vagón de tren de mercancías como los utilizados hace 72 años para desalojar a los tártaros de la península. En Moscú se celebró también un pequeño mitin de solidaridad con los deportados a cargo de la oposición liberal rusa. Los tártaros, de religión musulmana, fundaron el Kanato de Crimea en el siglo XV, aunque ya vivían allí desde el siglo XIII. Ése Estado existió hasta que la península fue ocupada por Rusia en 1783.

Toda la actualidad en portada

comentarios