El presidente del Parlamento venezolano, Julio Borges, el pasado jueves en una rueda de prensa en Caracas
El presidente del Parlamento venezolano, Julio Borges, el pasado jueves en una rueda de prensa en Caracas - Efe

Suspendido el diálogo entre Maduro y la oposición de Venezuela en la República Dominicana

Según la Mesa de la Unidad Democrática, la razón es que el Gobierno no ha dado el visto bueno a la presencia en las conversaciones de las cancillerías latinoamericanas

Actualizado:

La tercera ronda de conversaciones entre el régimen de Nicolás Maduro y la oposición venezolana prevista para el 15 de noviembre en República Dominicana ha quedado por ahora suspendida, porque Caracas no ha dado el visto bueno para la participación de las cancillerías latinoamericanas en la reunión.

La opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) emitió este sábado un comunicado en el que informa que «está en suspenso la reunión prevista para este miércoles 15 en República Dominicana, debido a que el Gobierno no ha dado el visto bueno a la presencia en la misma de los cancilleres de los países latinoamericanos, que acompañarán el proceso de negociación para la salida de la crisis política, económica e institucional que padece Venezuela».

La coalición opositora aclaró que en esta nueva ronda de negociaciones con el régimen de Maduro tiene como «meta lograr unas condiciones electorales justas para la elección presidencial de 2018 y materializar la urgente apertura de un canal humanitario de alimentos y medicinas para el país».

También precisó que los cancilleres de México, Chile, Paraguay, Bolivia y Nicaragua serán garantes del cumplimiento de los acuerdos que realicen, razón por la cual no deben ser vistos con incomodidad por parte de ninguna de las delegaciones.

El comunicado de la oposición expresa su preocupación ante el hecho de que los representantes del Gobierno, hasta el momento, no hayan confirmado su presencia en la reunión por el acompañamiento de los cancilleres.

Una «solución a la crisis generalizada»

«El país clama por una solución a la crisis generalizada que existe en este momento y el compromiso con Venezuela debe ser de todos los factores. Exigimos seriedad y cumplimiento en estos difíciles momentos para el país», subraya el comunicado.

La Mesa de la Unidad deja constancia de que «está preparada para un proceso serio con la participación de los países amigos de Venezuela, y es el Gobierno quien debe seguir adelante para cumplir con los compromisos adquiridos en este sentido».

También reiteran al mundo que una «mediación internacional es el camino más seguro para lograr condiciones electorales para las presidenciales de 2018 y un canal humanitario lo antes posible; e insistimos en solicitarles su apoyo en esta lucha diaria que seguiremos dando por lograr unas elecciones limpias, que se traduzcan en un cambio político democrático que signifique el retorno de Venezuela al camino del progreso y el futuro».