Imagen de Salah Abdeslam difundida ayer por la Policía - AFP
Matanza en París

Salah Abdeslam, el hombre más buscado

La Policía cree que el sospechoso participó en tareas de logística y alquiló uno de los coches usados en Bataclan, en la que murieron asesinadas 90 personas

MADRIDActualizado:

Salah Abdeslam, un joven francés de 26 años residente en Bélgica, se ha convertido en el hombre más buscado del planeta en los últimos meses, tras participar en los atentados de París el pasado 13 de noviembre. Según las autoridades francesas, Salah participó en tareas logísticas y fue el responsable del alquiler del vehículo en el que los terroristas se trasladaron a la sala de fiestas Bataclan, escenario más sangriento de los atentados que provocaron al menos 131 muertes el pasado vierne en París. Su capacidad para no ser capturado durante todo este tiempo ha sido enorme, a pesar de que cada vez se ha ido estrechando más la vigilancia sobre su entorno y sus contactos.

Abdeslam fue controlado en la frontera con Bélgica poca horas después de los atentados junto a otros dos individuos, sin embargo, los aduaneros belgas les dejaron marchar y, desde entonces, se encontraban en paradero desconocido. La policía belga asaltó durante varios días el barrio de Molenbeek, lugar de procedencia de la mayor parte de los musulmanes que han ido a combatir en Siria al lado de Daesh, para conocer si se encontraba escondido allí o para recabar datos que ayuden a conocer su paradero, sin resultados positivos. La Policía difundió una fotografía suya para que la ciudadanía colaborase en su búsqueda y captura.

Tres hermanos bajo sospecha

Salah Abdeslam es el hermano menor de uno de los terroristas que se suicidó en los ataques, de nombre Ibrahim Salá, según confirmaron fuentes policiales a «Le Monde». Su hermano Ibrahim, de 31 años (30 de julio de 1984) y nacido en Francia, alquiló en Bélgica el Seat León empleado en la matanza y murió al hacer estallar su carga explosiva en el ataque al restaurante Le Comptoir Voltaire, en el bulevar Voltarie, según informó a la Fiscalía.

Intentado controlar las posibles vías de fuga, la Policía de Francia informó a las fuerzas de seguridad españolas de que Salah podría tener la «intención» de entrar en España para escapar del control francés. Dato que finalmente no se confirmó.

Salah Abdeslam es el octavo terrorista que mencionó Daesh en el comunicado donde reivindicaba la autoría de los atentados de París. Los otros siete murieron durante el ataque. Las autoridades francesas identificaron a cinco de los autores de la matanza: Ibrahim Abdeslam, hermano del huido Salah, Bilal Hafdi, Samy Amimour (el cual tenía una orden de arresto internacional), Ismail Omar Mostefai y Samir. Este último sería quien portaba un pasaporte sirio falso hallado junto al cadáver de uno de los terroristas.

La conexión entre Francia y Bélgica

Durante estos cuatro meses se ha podido trazar y confirmar la estrecha relación de Bélgica y Francia. El primero como refugio de los terroristas, el segundo como objetivo. Abdeslamn finalmente parece haber sido capturado en el conflictivo barrio barrio bruselense de Molenbeek.