¿Qué se sabe de Alek Minassian, el autor del atropello masivo en Toronto que mató a 10 personas?

Los investigadores siguen la pista de una enfermedad mental como prioritaria frente a otros motivos como el de una intencionalidad terrorista

Actualizado:

La policía identificó al sospechoso en un ataque mortal en una camioneta en Toronto como Alek Minassian, un hombre de 25 años de Richmond Hill, Ontario, un suburbio al norte de la ciudad, que solicitó en repetidas ocasiones a la Policía que lo matara poco antes de su arresto.

Diez personas murieron y 15 resultaron heridas el lunes por la tarde después de que una furgoneta Ryder blanca alquilada saltó un bordillo y arremetió contra los peatones a lo largo de un tramo de aproximadamente un kilómetro de la concurrida Yonge Street de Toronto. Minassian tiene previsto comparecer ante el tribunal el martes a las 10 a.m. en North York.

Su perfil de LinkedIn identifica a Minasian -cuyo nombre apunta origenes armenios- como estudiante en Seneca College en North York, el vecindario del norte de Toronto donde ocurrió el ataque. «Estamos investigando cuál fue la motivación exacta para que ocurra este incidente en particular», dijo la pasada madrugada un portavoz policial. «Al final del día, tendremos una respuesta contundente, y tendremos una visón completa sobre cuál es la conclusión de esto».

Según medios canadienses citando a fuentes oficiales tanto canadienses como estadounidenses, los investigadores siguen la pista de una enfermedad mental como prioritaria frente a otros motivos como el de una intencionalidad terrorista.

También dijeron que el sospechoso había participado en una discusión en las redes sobre Elliot Rodger, el hombre acusado de llevar a cabo un tiroteo en 2014, cerca de Santa Bárbara, California, que mató a seis personas. En un video publicado antes del ataque, Rodger había alardeado de que las mujeres rechazaban sus avances, convirtiéndolo en un «incel», una abreviatura de «involuntariamente célibe».

El 'número dos' de la Policía de Toronto, Peter Yuen, ha explicado que se han movilizado «todos los recursos disponibles» para investigar el incidente y se han abierto dos líneas telefónicas, una para víctimas y familiares y otra para testigos que puedan aportar información. Yuen ha advertido que será una «larga investigación» con multitud de testigos.

Por su parte, el ministro de Seguridad Pública del gobierno federal canadiense, Ralph Goodale, ha comparecido ante la prensa para informar del incidente y ha subrayado que por el momento no hay información que justifique un incremento del nivel de riesgo de atentado terrorista.

Las autoridades mantienen así el nivel de riesgo en «medio», lo que implica que puede producirse un atentado terrorista. Este nivel está en vigor desde octubre de 2014. El ministro Goodale ha afirmado además que el Gobierno «no puede llegar a ninguna conclusión firme» con respecto al atropello.