Rusia sobre Cataluña: «Es un asunto de España y respetamos la soberanía e integridad nacional»

Los medios de comunicación rusos financiados y controlados por el Kremlin han dedicado una amplia cobertura a la violencia policial que tuvo lugar durante el referéndum ilegal del 1-O en Cataluña y difundiendo buena parte de los bulos que circularon por las redes sociales

Actualizado:

Rusia ha tomado una posición clara y consistente sobre el referéndum ilegal del 1 de octubre en Cataluña negando las acusaciones infundadas de Letonia sobre la participación de Moscú en la política española, dijo este jueves la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, Maria Zakharova.

«El Gobierno ruso, el ministro de Exteriores y los miembros de la administración presidencial hemos reafirmado nuestra posición al respecto en numerosas ocasiones», insistió, según recoge la agencia rusa de noticias Tass.

La comparecencia de Zakharova sobre España tuvo lugar después de que el ministro de Asuntos Exteriores de Letonia, Edgars Rinkevics, calificara la posición del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia sobre el referéndum catalán como inadecuada. Los medios de comunicación rusos financiados y controlados por el Kremlin han dedicado una amplia cobertura a la violencia policial que tuvo lugar durante el referéndum ilegal del 1-O en Cataluña y difundiendo buena parte de los bulos que circularon por las redes sociales durante la jornada. El apoyo a los independentistas del fundador de Wikileaks, Julian Assange, perseguido por la justicia y recluido en la Embajada de Ecuador en Londres, ha levantado sospechas de una supuesta connivencia del Kremlin.

Pese a que el Kremlin reconoció inicialmente el 1-O como un «asunto interno español», el Kremlin, sin embargo, se ha negado a hacer comentarios sobre la ilegalidad del referéndum, celebrado el 1 de octubre a pesar de la prohibición del Tribunal Constitucional de España. Al día siguiente, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia sí que expresó su rechazo al supuesto referéndum por su ilegalidad. No obstante, a pesar de esta advertencia oficial, varios legisladores rusos acusaron rápidamente a Bruselas de «hipocresía» por no condenar de inmediato el uso de la fuerza por parte de la policía.

En una comparecencia del 28 de septiembre, Zakharova describió la situación en Cataluña el problema interno de España y destacó que Moscú respeta la soberanía y la integridad territorial del país. «Consideramos que el llamado referéndum de independencia, al igual que otras iniciativas unilaterales de legisladores locales, en la misma perspectiva que la mostrada por las decisiones del Tribunal Constitucional español al respecto», agregó la portavoz.